Seleccionar página

Fin de semana 12-13 de mayo de 2018

Gran participación de nécoras a lo
largo y ancho de este mundo, gran cantidad de kilómetros recorridos, eventos
sociales, entrenamientos , quedadas, mucha energía gastada…..y pocas ganas de
mandar novedades a la redacción de este blog.

No obstante, sí tenemos noticia de
alguna de la actividad de fin de semana de nuestras nécoras

Y como no todo es correr, tuvimos una CARMA comida en la que lo pasamos de maravilla, seguida de una estupenda Asamblea General de socios

El sábado, nuestro compañeros montunos
estuvieron haciendo su ya habitual ruta trailera por el Vixiador. Unos 16 kms
(previos a las oportunas series)




Aurora estuvo con Óscar en Xinzo, y
nos cuenta:

«Holaaa!! Pues este domingo tocó correr
en el pueblo.
A pesar de que ayer estaba con muchos
síntomas de estar pillando un buen catarro, hoy me levanté con el cuerpo un
poco ploff pero con ganas de asistir a la carrera, no tengo todos los días la,
oportunidad de hacer una carrera en Xinzo!
Allá nos fuimos Óscar y yo. Se ofreció
a acompañarme y hacer conmigo la carrera, lo cual le agradezco muchísimo.
Se trata de un 10 km ahora homologado,
totalmente llano, con lo cual le puse mucho empeño en la primera vuelta, pero
son 2 vueltas, y en la segunda el empeño ya no era tanto, cada vez me parecía
más larga.
Aún así entramos en meta siendo
tercera de mi categoría (prohibido preguntar cuantas éramos). El sufrimiento
resultó recompensado con un bonito trofeo de atleta local.»

Nuestro compañero Anto nos cuenta
sobre su prueba dominical
«Trail Galaica Pobra Caramiñal 

15,5 km +800m 1:32 min
7° General 2° Senior

Gran
carrera disputada en la Serra Barbanza, en un terreno muy técnico, resbaladizo
y con mucho toxo (quedaron bonitas las piernas.
Viendo que las nuevas zapas de monte responden muy
bien, decidí arriesgar en toda la carrera, haciendo bajadas bastante buenas y
las subidas siempre adelantando atletas.
Estoy en un momento que entreno sin objetivos y por sensaciones,
disfrutando más y volviendo a los “orígenes”

También en Vigo hubo CARMA cita para
rodar el domingo.

Nos cuenta Pancho:

CARMA rodaje junto a las nécoras Suso Conde,
Miguel Ángel Fernández y Jose Antonio Rodríguez. Temperatura muy agradable para
correr y orballo a intervalos.
Salimos de las pistas de Balaidos pero
cambiamos el circuito de Mide por otro más costero tirando hacia el Bao, Samil,
Beiramar y regreso pasando por Castrelos. Fueron 14 Km en 1h 05’07»
(4’40»/Km) empezando muy suave (5’20») y en progresión hasta 4’20». Desde el
parque de Castrelos a trote.
TOTAL: 15,12 Km1h 10’33».
 Begoña y Caramés también participaron en……bueno, ene sta redacción no tenemos claro dónde fue, pero sí está claro que Caramés, para no defraudar, volvió a subir al cajón

Fin de semana 5/6 de mayo de 2018

 

Varias han sido las carreras en las que estaba prevista la
participación de miembros del CARMA.

Genève Semi-Marathon en Ginebra, Suiza

 

— Trail do Lor 

 

— 15 k Nocturna Ourense

 

— VI Corre por Salceda

 

— VOLTA A RÍA DE BETANZOS

 

—Trail Vila nova cerveira
 

 

Pese a no haber tenido noticias de todas ellas, estamos
seguros de que nuestras intrépidas nécoras disfrutaron de lo lindo. Incluso
algunos compañeros nos han mandado un breve relato de su experiencia
15 kms. Nocturna de Ourense
“Este fin de semana tocó nuevamente ir de carrera, fue una
decisión tomada en el último momento, a pesar de que me apetecía mucho
participar. Se trataba de los 15 km de Ourense.
Xan, Montxo, Aurora y Óscar.
Los 4 de Ourense
 
Esta carrera formó parte los 2 últimos años del Desafío 42
pero este año no sé si por fechas, falta de coordinación, o por la distancia
con el resto de los lugares donde se celebrará el Desafío, se desvinculó.
El año pasado ya había participado y la conclusión fue que
se trataba de una bonita carrera pero que no pude disfrutar. El día anterior
había tocado una media maratón y por la noche, una carrera de 7 km, con lo cual
el domingo ya la energía para disfrutar del 15 km era bastante justa.
Este año iba dispuesta a disfrutarla! El hecho de que fuera
nocturna me gustaba bastante y, con la época postlesión que estoy atravesando,
pensar en marcas sería ridículo, con lo cual el objetivo era disfrutar.
 
La carrera arrancaba del centro comercial, haciendo un recorrido
de 5 km, pasando nuevamente por meta y haciendo algún kilómetro dirección a
Oira, y completados los 5 km, nos dirijimos por un lateral del río hasta las
termas de Outariz y, una vez allí, cruzando la pasarela, volviamos por el otro
lado del río.
 
El recorrido bonito, con algún sube baja pero no difícil.
 
Por mi parte bien hasta mitad de carrera, allí ya la cabeza
empezó a quejarse e hice el amago de parar, pero tuve la gran suerte de
coincidir con una pareja que él me dijo: baja el ritmo y despacio pero sin
parar! Y así hice, me pegué a ellos hasta meta. Reconozco que hubiera podido ir
más rápida, pero tenía miedo de agobiarme y que me costara llegar, preferí
disfrutar de esos kilómetros en compañía, así siempre se sufre menos.
 
Al final llegué a meta con la sensación de haber disfrutado
de ese bonito recorrido: objetivo conseguido!
 
Ahora toca descansar un poco y entrenar, ya que el próximo
domingo toca correr en casa!!!
Aurora
Llegada a meta de Aurora
«Por mi parte fui el sábado noche  al 15 k de Ourense, es la tercera vez que
participo en esta carrera aunque la primera vez que es nocturna. Es una carrera
con un recorrido sencillo pegada al río baja hasta la zona de las termas donde
cruza y vuelve a salir. En principio esta carrera la afrontaba con la compañía
de Xan, pero mi rodilla izquierda sigue quejándose tras los 101 Peregrinos, y
aunque parezca raro estaba más cómodo a ritmos altos (seguramente porque
pensaba menos en el dolor) así que en los últimos 3 km apreté todo lo que podía
para llegar a meta y no alargar más la situación.
Oscar
Semi-Marathon Genève 2018
«Unha preciosa carreira cun perfil favorable e nun
marco envidiable, os alpes suizos ao fondo! Saín a disfrutar e ser parte da
festa anual do running de Xenebra: Harmony Genève Marathon for UNICEF (pois o
prato forte é a maratón, pero ademais da media maratón, tamén hai carreiras
para nenos ou un 10k o sábado entre outras).
 
Despois de correr hai 3 semanas a Coruña42 e de decidir esta
mesma semana correr a media maratón aquí, o obxectivo era disfrutar. Pero
apetecíame saír rápido e ver se podía aproveitar a inercia do bo estado co que
cheguei á Coruña. Así que comezaría rápido para darlle unha alegría ao corpo,
pois xa habería tempo para baixar, deixarse levar e limitarse a disfrutar.
 
Finalmente fixen 1h21’19» (posto 52 de 4925) según o
cronometrador oficial. Non puiden pedir máis! MMP, pois baixei 1’08» a
miña marca anterior e disfrutei moito, sobre todo do km 16 ao 19, onde se pasa
polo centro e máis público hai. Un ambientazo!
 
Espero poder facer unha pequena crónica nos vindeiros días,
sobre todo falando da organización e de como é a maratón por se alguén se anima
nun futuro. Pero só darei un pequeno adianto, tiven unha caída na última curva
ao tropezar cunha das vallas (a menos de 200m) para entrar na recta de meta.
Aínda que iso non evitou que disfrutase da chegada na Pont du Mont-Blanc.»
Suso
Suso finsher
(con su pequeño «accidente» de rodilla)
Carreira Popular Santa Mariña de Vincios
3000 metros en los que Patricia, pese al calor, salió a tope
en las dos vueltas a un circuito de 1500 y consiguió un merecidísimo segundo
puesto de la general.
Enhorabuena
Medalla de Patri en Vincios

 

Carreira Popular de Curtis
 
¿Qué noticias tenemos de esta carrera?
Pues que nuestro querido Caramés consiguió trofeo.
Caramés buscando sitio en la estantería
5K de Salceda
Montxo y Caramés estuvieron en Salceda
Y Caramés volvió a subir al podio. Primer clasificado local.
Está claro que va a tener que hacer sitio en la estantería
para tanto trofeo.
JR y Begoña estuvieron en la Media de Betanzos
Begoña y JR.
Dos supercampeones
Dani fue al trail DO LOR (Quiroga) tardó algo más de 9 y
media, por lo que leí los últimos km con bastante calor
Dani tras finalizar el trail do Lor (Quiroga)
J.M. Pedrosa fue a Portugal, a Vilanova de Cerveira. Parece
ser que se tuvo que retirar tras una caída en el km 15. Un golpe en una
rodilla. Esperamos que no sea nada, campeón.
Y los entrenos dominicales, claro.
Los compañeros de monte salieron el sábado por el Vixiador
¿Nuevo programa de Frank de la Jungla?
No, entreno de nuestros montunos
Pancho, José Antonio y Miguel Ángel ida y vuelta desde
Balaídos hasta Mide, 16 kms suaves.
José Antonio, Miguel Ángel y Pancho antes de su rodaje «suave»

Y muchos más que, aunque no lo cuenten, seguro que salieron
a devorar kilómetros y buen rollo, solos o en compañía, en asfalto o por el
monte,  pero seguro que siempre
disfrutando

Ultra Trail da Barbanza – 35 kms

Por JR

Vires acquirit eundo (“La fuerza se adquiere avanzando”) – Virgilio.

“La verdadera victoria no es la que se consigue tras una batalla ganada, sino la que obtenemos al aprender a levantarnos tras las batallas perdidas.” (Anónimo).

Sábado noche. Estoy nervioso. Lo noto yo. Lo percibe mi esposa. Nunca he corrido una distancia así. Sé que va a ser una prueba dura, por eso los nervios no me dejan conciliar el sueño.

Cuanto más se acerca la noche más inquietud me invade.

Sábado 3 a.m.. Sigo despierto y tengo que madrugar para la carrera más importante de cuantas he corrido hasta ahora: el “VI Ultratrail do Barbanza”, en la distancia de trail de 35 km.

Domingo 8 a.m.  Salimos hacia Riveira. Apenas he dormido tres horas. De camino le comento a mi mujer que me gustaría dedicar este trail a mis compañeros del club C.A.R Marisqueiro por todo el apoyo y ánimos que me han brindado desde que llegué al club. Le parece una buena idea .

Llegamos al punto de salida y el miedo, esa tenaza farisea, se empieza a apoderar de mi cuerpo, y empiezan a asomar los primeros pensamientos negativos: “No estás preparado”, “Te falta entrenamiento”,  “Estarías mejor en casa”,  “Tú no vales para esto”… El enemigo hace su aparición de forma prematura.
Dorsal en mano me dirijo hacia el arco de salida donde me encuentro a mis compañeros, los avezados Ramiro Álvarez y Alfonso Costas. Dos sonrisas tranquilizadoras. El poder de la veteranía. El calor del compañerismo.
Tras la foto de rigor, la #carmafoto, les comento que siento que necesitaba un mes más de entrenamiento. El poder de la veteranía habla: 
 “Corre con cabeza; ve con cuidado y si tienes que andar, andas”.

Ramiro, Alfonso y yo mismo. Con compañeros así…

El consejo retumba en mi conciencia: “Corre con cabeza”.  De acuerdo. Tengo ocho horas para acabar la prueba, tiempo suficiente por delante. Mi objetivo es ese: llegar a meta y romper ese muro que me frena.

Salgo sin prisas, a mi ritmo, sin pretensión de sobreesfuerzo.

El primer error lo cometo pronto. En el kilómetro 2 me detengo (une petite urgence, vous savez…) y pierdo de vista al grupo con el que corría. Soy ya el último del pelotón, pero no le doy importancia: mi propósito es acabar la carrera.

Sigo hasta una cascada preciosa que reconozco de otras pruebas disputadas en la zona y enfilo una cuesta, sigo corriendo… De repente me doy cuenta de que no localizo las cintas de baliza. Me he perdido. De acuerdo:  doy media vuelta hasta la última baliza que vi, e intento buscar otro indicador para continuar… No lo localizo.

Me doy cuenta de que no debí separarme del grupo. La visión reducida que padezco por causa del glaucoma me la está jugando y, como no podía ser de otra manera, los pensamiento negros – mi enemigo acérrimo – aparecen de nuevo: “No vales para esto. ¡Retírate!”. Omito esas señales engañosas del ánimo empañado y, en ese momento, se levanta una ligera brisa atlántica que hace  bambolear una cinta naranja. Es la baliza.

Consigo llegar hasta el primer avituallamiento. Me doy cuenta de que voy más lento de lo que yo creía, pero tengo el tiempo suficiente para completar el recorrido.

En el cruce donde se bifurcan los itinerarios de las cuatro pruebas: ultratrail, trail, minitrail y camina aprecen de nuevo los pensamientos aciagos que intentan desanimarme. Casi sin saber por dónde, un miembro de la organización de la carrera aparece de algún sitio para darme ánimos y decirme que continúe, que siga las balizas… Pero de nuevo, mi falta de vista me la juega y paso de largo, sin darme cuenta de que dejo atrás la cinta indicadora. Tengo que volver sobre mis pasos y encuentro de nuevo al chico de la organización que me indica el camino correcto.

Consigo llegar al segundo avituallamiento después de varios kilómetros siguiendo el camino trazado. No he perdido de vista las balizas pero el dios Neptuno no me lo pone fácil y me envía una siembra de frío granizo. No me rindo y, retador, miro al cielo y grito con todas mis fuerzas: “¿Crees que me voy a rendir? No lo voy hacer. ¡Te estás volviendo viejo! ¡Antes me enviabas tempestades con olas gigantescas! ¡Movías la fragata como un barco de papel! Apedrearme no conseguirá que desista!” 

Unas orondas vacas frisonas gallegas me miran atónitas: “Un humano loco, un runner alienado”. (No les falta razón).

La divertida estampa de la que soy protagonista se acaba pronto y vuelvo a la realidad: me he vuelto a perder.

Busco con desespero la señalización y decido que, a partir de ese momento, iré mucho más lento, realizando tramos de baliza en baliza, afianzando el recorrido.

Llego a una bajada que me hace frenar en seco. Vienen a mi mente mis perros y cómo bajarían ellos esa ladera: a saltos. Guardo los bastones y, como uno de mis perros, desciendo en saltos de cabra, para enfilar el tercer avituallamiento. Parada. Y el gran Manolo Castiñeiras como siempre infligiendo ánimos. Intercambiamos varias palabras y unas risas, también unos bocadillos de Nocilla y un “¡Ahora nos vemos!”. Me desea suerte para el tramo final.

Desfilo por la pronunciada por una ‘corredoira’. Estoy disfrutando: de bajar como un morlaco, del viento contra mi cara, de la música que está sonando, de no pensar…  Algo así es lo que deben sentir mis perros cuando corren sin un destino fijo, sólo por el gusto de correr… Y ahí cometo mi segundo fallo, y el que me remata. La estocada.

Mi enemigo vuelve, pero esta vez no dice nada. Está silente, pero amenazante como es él. Sólo se ríe. Se burla. En la euforia de esa carrera  ladera abajo, me he vuelto a perder.

Esta vez, sin fuerza suficiente para deshacer los pasos dados, me rindo a la evidencia de que estoy perdido, fuera del trazado. Dejo caer los bastones mientras mi oscuro enemigo sigue con su bufonada.

Grito de impotencia: “¿¡Por qué!? ¡Si iba bien! ¿Por qué me distraje?”.

Y tras ese grito, viene los más dolorosos: “¡¿Por qué tengo esta maldita enfermedad?!”

En ese momento me rompo y lloro. Es mi enemigo el que habla por mí.

Llamo a mi mujer. Ella espera impaciente. Tiene desde ayer una mala sensación con esta prueba. Le digo que me retiro. No puedo ocultarle el llanto.

Llego a la aldea de San Isidro, curiosamente al mismo pueblo donde se celebró el primer trail que abandoné. Y en eso minutos de espera, mientras ella me viene a recoger, mi odiado enemigo me machaca y me hunde cada vez más, hasta llegar a convencerme de que deje de correr trails.

Encarna, mi mujer, llega, se baja del coche y me abraza. Siento su calor; me reconforta. Pero, esta vez, mi enemigo negro se ha cebado conmigo y no soy capaz de levantar el ánimo.

Mientras volvemos hacia Riveira mi esposa, que ha estado callada un largo rato, me dice:

“Si  hace falta, entrenaré y correré contigo. Quizá no trail, quizá no grandes distancias. Pero empiezo a correr contigo y seré tu lazarillo”. 

Sentado en el coche, cabizbajo, hundido, aquella frase causó el resurgimiento de mis cenizas, como el ave Fénix.

Llegamos a Riveira, devuelvo el chip y notifico a la organización mi abandono. Y, aún abatido por la retirada, entramos en el mesón para comer. Allí, sentados, los mismos veteranos de la salida, Ramiro y Alfonso, empezaban su almuerzo al que nos unimos.  Me explayé contándoles mi vivencia. Y ahí, al calor del compañerismo, querido enemigo mío, noté que te empezabas a sentir incómodo y esquivo. Con cada palabra de ánimos, de vivencias, de experiencias, de ilusión relatadas por estas dos ‘almas de trail’ yo me iba sintiendo mejor, y tú, mi odiado enemigo, te hacías cada vez más pequeño.

Y, entre tú y yo, como en la película ‘Los Inmortales’ de Russell Mulcahy, los dos sabemos que “sólo puede quedar uno”.

Poco a poco me iba sintiendo mejor, recuperando el ánimo físico y anímico. Y al final, con el café de sobremesa, lo que te venció, la estocada que te condenó a la oscura gruta de donde no debieras salir nunca fue la frase de mi esposa. Esa frase que me había dicho a mí a solas, ahora la rubricaba ante dos magistrales testigos: “Seré tu lazarillo si hace falta”.

Ahí, en ese momento, perdiste la batalla, y te disolviste como un azucarillo en el café.

Y, mientras removía el mío decidí cuál iba a ser mi siguiente trail.

“La batalla más difícil la tengo todos días conmigo mismo”. Napoleón Bonaparte.

Ya me tocaba

Como ya me va tocando una cronica en este blog tan entrañable, pedí permiso para este fin de semana.Sencillamente ha sido un finde increíble acompañado de gente del club.
Después de no poder ir a la comida de Navidad por causas familiares, nos juntamos el domingo cinco locos del club, para compartir un Stage en Melgaço, con nuestro gran mister MourIgor.
Yo iba sin conocer lo que ibamos a hacer, pero algunos ya tenian alguna idea.
Quedamos tempranito, por la mañana y como bien dice Safa, otra vez llegué tarde, aunque esperaron por mí, tampoco fue para tanto. Buen viaje hasta Melgaço comentando nuestras historias y gracias a Beauvais, conocí un gran sitio para entrenar e incluso para pasar un buen día con la familia. Me lo apunto.
Llegamos a casa del mister y después de las felicitaciones por su gran actuación el día anterior en el campeonato de cross. Que bueno que es este tipo.
Nos dirigimos al entreno. Unas pistas espectaculares, en un lugar impresionante y con una rapariga moi guapiña en la puerta.
Empezamos a descubrir algunos la idea del mister para hacer un test. Si un test de Cooper, para controlar nuestras fuerzas o algo así.
Estiramientos, trote suave con mucho frío y lluvia y al tajo.


12min a ritmo fuerte para medir la distancia realizada. Cada uno hizo lo que pudo y como dijo el mister «estades todos como motos, carallo».
Y es verdad este club va muy fuerte.
Terminamos una buena mañana de entreno en compañía llegando a casa justitos para comer.
Dar las gracias a Safa por sus funciones de manager y fotógrafo.

El domingo volvimos a quedar Canido, Beauvais y un servidor para correr en Valga, carrera muy popular y algo dura, para disfrutar otra vez de este gran deporte.
Allí nos encontramos con Miguel y Tartarugo y lo dimos todo para el club.


Si, lo dimos todo, porque la cuesta del km3 se las traía, era dura, dura.

El club volvió a triunfar con la llegada de sus 4 corredores. Si hubiera una clasificación de clubes seguro ganaríamos.



«Eh xaval a donde vas adelantando en los últimos metros a uno del CARMA, ¿estas tonto o que?»

Terminamos la mañana con un buen plato de churrasco y echándonos unas risas con otros corredores.

Hoy vuelta a la normalidad, me vuelvo a conectar al subforo de correrengalicia y veo unas pedazo fotos de otros miembros del club que tiran mas hacia la montaña y me digo:
«Que pasada es el C.A.R. Marisqueiro»

Un placer seguir con vosotros.