Seleccionar página

Fin de semana 22-23 septiembre 2018

Muchas carreras, muchos kilómetros, mucho asfalto, mucho monte y alguna crónica que ilustra nuestro pasado fin de semana.

Trail Valle de Samuño

«Hoy tocó Trail Valle de Samuño clínica dental nalón. Carrerón realizado desde el cariño y esfuerzo de un club como el G.M. Cumbre Llangreu. 24 km ni difíciles ni fáciles , partes no técnicas , partes técnicas, pero sobre todo con 1 km por dentro de una mina. Para un asturiano aunque sea de ciudad la mina y el carbón son parte de nuestra identidad como región y os aseguro que uno se emociona corriendo por ahí. Hablaré más largo porque el trail lo merece otro día, pero hace 3 años desde la primera edición que me hablaron de este tráil. Maria Gonzalez hizo acoso y derribo para que fuese por esa #clinicadentalnalon que es la otra parte contratante de esta carrera. 4 puntos claves

1) si vas a por el dorsal y huele a tortilla es imposible que algo salga mal

2) el repechin , la cresta de los fugados, la subida a las antenas y sobre todo la bajada que ellos llaman » la jaula» con cuerdas para bajar a la mina

3) y la carrera por la mina 1 km hasta llegar a las escaleras que te suben a meta

4) la salida y meta enclavadas en un lugar precioso. 

Volveré  y sabéis que os daré el coñazo para que vayáis , por eso está carrera fue galardonada como mejor carrera de Asturias menos 25 km. No es picos pero realmente lo suplen con entrega y pasión a su tierra y carrera.»

Iván

 

XV Pedestre Concello de Moaña

«Como en Málaga tocó volver a correr con 22 grados y elevada humedad (sobre 75%) sobre un trazado bastante llano.

La cosa empezó bien porque todas las nécoras presentes llegaron a tiempo a la CARMA foto, incluido Cacho!!!! También Miguel Freire, una de las próximas nécoras.

Víctor, Pancho, Sanmikel, Cristian, Miguel…y con el dorsal 34 CACHO, una de las nécoras más antiguas y con menos apariciones en las fotos

La salida fallida ya que a los 40 metros nos pararon en seco. Así que a la segunda fue la vencida.

Respecto a la carrera salí muy rápido siguiendo la estela de mis compañeros con un primer Km temerario (3’44») y luego siguiendo a Freire ya a ritmos 3’50» – 3’55». Arriesgando consciente de que podía pinchar. Entre el Km 4 – 6 me costó seguir a Freire pero llegado este punto me vi con fuerza y apreté en los dos siguientes Km sobrepasando a mi futuro compañero. Los dos últimos Km se me hicieron interminables pero llevaba el acicate de bajar de 40′ lo que finalmente logré con 39’39». En fin, muy buena carrera de las nécoras en Moaña.»

Pancho

Carrera 5 kms

Cristian (20) 18’31”

Carrera 10 kms

Sanmikel (32) 37’49”

Víctor (45) 38’52”

Cacho (47) 39’11”

Pancho (50) 39’39”

La futura nécora Miguel Freire (56) 39’56”

 

III Carreira Desafío Santander-Islas Cíes.

23 de septiembre. 7 km.

Participamos cinco nécoras:

Antolín 25:28. 3º de la general y 2º de la categoría

Cristian 28:04. 21 de la general. 9 de la categoría

Carlos Cid 32:42.  58 de la general.10 de la categoría

Jose Garabatos 34:00. 76 de la general. 7 de la categoría

Jorge Raña 37:38. 117 de la general. 20 de la categoría.

3º de la general

2º de la categoría

Cristian, Garabatos y Anto

«Esta carrera se celebra mientras los participantes en el triatlon Desafío están en la prueba de bicicleta. Así que somos una especie de relleno, pero lo disfrutamos igual. Comenzamos en El Vao con una pequeña cuesta arriba para perder pronto el resuello. Sigue una cuesta abajo un poco más larga y llegamos a Samil. Ida y vuelta hasta la playa de La Fuente totalmente llano. Finalmente volvemos a subir -aquí se recogen cadáveres si has regulado, o te recogen a tí si no lo has hecho- y luego bajar de regreso al Vao. Yo fui más o menos dentro de mis posibilidades. Mucho público y algunos conocidos animando. Al final me quedé a la entrega de premios para aplaudir a Anto. ¡Enhorabuena!»

Jose Garabatos

 

 Terremoto Trail

«Tiña escoitado do “Terremoto Trail” en Triacastela, pero nunca atopei ocasión ou a motivación suficiente para acudir. Así que este ano ca miña decisión de adentrarme xa de unha vez no mundo de carreiras pola montaña e a decisión de facer unha preparación “diferente” cara o maratón de Valencia no que estou inscrito xunto con outras nécoras, pois tomei a decisión de inscribirme.

Como tiña que pasar a semana fora traballando, xa tomei o fin de seman pola zona do Cebreiro, Triacastela, Samos… a facer un pouco de turismo aproveitando a ocasión.

Tomei a carreira con moito respeto, pois o meu estado de forma e pouca técnica así o requerían. Así que nada máis comenzar a proba púxenme xa no furgón que me correspondía, o de cola. Non estou acostumado a facer tantos kms e desnivel pola montaña e iso imponme moito.

Comenzamos por un camino vecinal que nos leva en sentido contrario ó camino de Santiago, polo que imos saudando caminantes (eu polo menos jeje) e xa de camino as continuas subidas e baixadas que nos levarían o km 20, o punto máis alto de esta carreira.

Procuro trotar sempre que podo, sen cebarme para poder rematar a proba o máis decentemente posible. Outra das máximas era parar en todos os avituallamentos e hidratarme constantemente. Así despois do primeiro avituallamento pásame Nola Torres do Xesteiras que leva un bo ritmo e Jose Angel do Coutadas a quen alcanzaría máis tarde e remataríamos a proba xuntos.

Máis ou menos vou completando ben todas as subidas ata que no km 18 atopábamonos ca subida máis técnica da proba. Un km nunha zona frondosa na que hai que usar as mans para poder subir… Aquí xa comenzó a escoitar voces raras dentro de min.. jaja..

Chegamos o km 21 donde nos agarda o último avituallamento e a partir de aquí todo baixada… Que ben, pensó. Que iluso!! O que subimos durante 21 kms agora tiñamos que baixalo en 7… o que fai que as baixadas con forte pendientes e pedras e pizarra solta, fan de estas baixadas para os méus cuádriceps, máis duras que as subidas… os tres kms casi de baixada técnica fixeronse interminables.

Chegamos ós últimos 3 kms que transcurren por unha carballeira a beira do río, un sitio realmente fermoso no que a pena foi non chegar con un pouquiño máis de folgos para poder disfrutalo como se merece…..

O tempo final, foiseme un pouquiño máis do que esperaba, 4:02. Pero disfrutando ó fin e o cabo que é do que se trata.

Agora queda seguir pensando nesa maratón de Valencia e como non vou facer preparación específica, van a cairlle máis carreiras de montaña ata o final de Outubro polo menos. Arcos e Canóns do Sil son as elexidas polo de agora.»

Alberto

 

Trail Serra D’Arga

«Primera participación en el Fin de semana del Trail Serra D´Arga que cuenta con diferentes pruebas. 80km, 53km, 33km, 21km, 14, km, Km vertical, Trail para niños, Andaina y la Sunset.

Me decanté por esta última para empezar una serie que espero poder continuar en próximos años. La prueba no empezó como estaba previsto porque teníamos que cruzar en transbordador el rio Miño para salir desde la playa de Camposantos en A Guardia.

Fuimos en bus hasta la playa del camping de Caminha y cruzamos el rio en kayak. En la playa de camposantos estaba un buen amigo y compañero montuno, Sergio Fernández R, con su hermano el cual nos saco unas buenas fotos. A partir de ahí la subida la monte de A Tegra, a full, to pa riba, duro, duro, al llegar al punto más alto, leve bajada para volver a subir al otro pico del monte (puñeteras escaleras) y después ya empezó la bajada, primero rodeando el poblado celta, seguimos bajando por pistas peligrosas por las hojas y la falta de luz, el frontal me lo deje en casa, por lo que me fui colando entre corredores para aprovechar su luz, lo que en ciclismo se llama ir a rueda, finalmente use el móvil y en algunos sitios lo utilice como linterna.

Al llegar abajo, a la orilla del mar seguimos caminando por un paseo de madera bordeando la costa hasta llegar de nuevo a la playa de camposantos para volver a cruzar en kayak. Esta vez me toco con un compañero un poco torpón pero las horas de kayak en Despedidas Galicia Aldea Cavernícola me ayudaron a remediarlo.

Llegamos al punto de partida en Caminha, abandonamos el kayak y seguimos hacia la meta por un paseo de madera, tierra, baldosa hasta llegar al puerto donde sale el transbordador, cruzar un túnel y a 300 metros la meta en el centro de la ciudad. Entrevista al llegar y como dijo el speaker el próximo año nos vemos en la de 53km. Muy buena prueba, la recomiendo. Gracias Carlos Sá por la organización.»

Milego

Cómo sufrir 21 kms con dignidad (Crónica de un Campeonato del Mundo)

Por David – Papabaloo

No sé muy bien qué me movió a aceptar el reto que me planteó mi amigo y presidente del CARMA, Pancho,  hace un año, cuando me habló del Campeonato Mundial Máster de Atletismo en Málaga, el caso es que le escuché y me pareció interesante.

Luciendo palmito (y equipación)

Está claro que mi vida atlética es de aficionado, pero la posibilidad que da la Federación de participar en este tipo de Campeonatos sin exigir una marca mínima es un lujo que no puede despreciarse. La posibilidad de vestir la camiseta de España en un Campeonato Mundial….relativamente tan cerca de casa…y en una prueba como el medio maratón….

Por eso este año saqué licencia nacional y fui metiendo monedas en una gran hucha para sufragar los gastos de inscripción, viaje y alojamiento.

Todo el año esperando, y por fin llegó el día 15 de septiembre. Muy ilusionado, pero no sentía el mismo gusanillo en el estómago que el día previo a un maratón.

Fuimos hasta el aeropuerto tres nécoras del CARMA (Pancho, José Antonio y yo) y otro compañero del ADAS, Quique. Vuelo hasta Málaga, taxi y al estadio a recoger las acreditaciones y la equipación.

Al llegar al estadio ya pude comprobar el gran ambiente que se respiraba. Atletas de todas las nacionalidades calentando, en el tartán el 1500 femenino, en el foso de saltos el triple (tuve la suerte de ver a Lysvanys en un salto de más de 14 m que le supuso el oro). Ambientazo total. Estoy en un gran campeonato.

De ahí fuimos al apartamento, nos probamos las equipaciones y salimos a dar un paseo para estudiar la zona y comprar algunas cosas en el súper.

Siempre CARMA

A 50 metros del apartamento encontramos una cafetería, preguntamos para ver la posibilidad de desayunar allí, y menuda sorpresa nos llevamos cuando nos dijeron que abrían a las 6 de la mañana (como nos dijo el cachondo del camarero, “es que aquí vamos a misa muy temprano”).

Mientras cenábamos empezó a llover con fuerza. “Bueno, pensamos, al menos refrescará un poco para mañana”. De hecho las predicciones del tiempo eran bastante halagüeñas. Bajada de temperaturas, cielo cubierto y posible llovizna.

Cuando nos acostamos sí empecé a notar cierto nerviosismo. Aún así, dormí más o menos bien.

Nos levantamos tempranito, nos preparamos y bajamos a desayunar. Y después, acabar de prepararnos y rumbo al estadio.

Ambiente precompetición en el metro, donde me encuentro con Raquel, del SADA. En el estadio nos encontramos con Elías Domínguez, con el que paramos un rato a charlar. Un placer hablar con uno de los candidatos a hacer algo grande hoy aquí (de hecho acabó proclamándose subcampeón).

Después a  dejar las cosas en el guardarropa, última visita al baño y a calentar.

¿Calentar?. Sí, claro, siempre hay que calentar, aunque frío me da la impresión de que no vamos a pasar. El cielo está completamente despejado y no hay ni la más mínima señal de esa posible llovizna, aunque la humedad es bastante elevada (después nos enteramos que del 94%). El termómetro marca 22 grados, y cuando la sombra de los edificios aledaños desaparece, el sol ya golpea con fuerza.

De hecho, calentamos muy suavemente, y según paramos ya estoy sudando mucho. Me temo que va a ser una carrera dura.

Suena el pistoletazo de salida e intento coger ritmo. Mi idea es salir a 4:30 y ya iremos viendo lo que hacemos. Y nada más empezar la carrera me topo con la realidad. No cojo ese ritmo ni de broma. Los primeros kilómetros los hago a 4:35, 4:40, 4:35, 4:37….veo que la cosa va a ser difícil porque, además, las sensaciones no son buenas. No sólo no consigo coger el ritmo que quería, sino que la cabeza no para. Ya en el avituallamiento del kilómetro 4 bebo y me mojo un poco la cara y la cabeza

Me doy cuenta de que estoy sufriendo más de la cuenta, tanto física como mentalmente.

Y lo que queda.

Porque desde ahí los kilómetros van pasando. Estoy pasando mucho calor, se me hacen largos, en la primera vuelta al circuito no paro de visualizar e imaginarme la segunda vuelta, y aunque sé que es lo que no tengo que hacer me resulta muy difícil desterrar esos pensamientos negativos.

El kilómetro 10 lo recuerdo especialmente duro. En el 9 hay avituallamiento, cojo agua, bebo, me mojo, y sufro ese kilómetro en ligera subida. Hasta aquí, para intentar ocupar la cabeza, he ido fijándome en los corredores que me adelantan y a los que adelanto. Me fijo en su nacionalidad, en su categoría….En este kilómetro me pasa un italiano, creo que M55, “más largo que un día sin pan” (piu longo que un giorno senza pane, pienso), y pienso también en lo jodido que estoy, pensando en estas idioteces.

Paso por arco de salida, kilómetro 11, comienza la segunda vuelta. Y sigue el calor, y sigue la paliza mental.

Y gente, y kilómetros, y sufrimiento. Pienso que hacía tiempo que no lo pasaba tan mal en una carrera. Tengo incluso ganas de vomitar. Buffff, y lo que me queda todavía.

En el 14 sufro pensando en que sólo llevo 2/3 de la carrera.

Sufre, mamón

En el 15 me cruzo con Pancho (va bien, aunque también tiene cara de pocos amigos) y con José Antonio, que ha debido de pinchar. Me dice que apure, que me espera y me ayuda. Ni qué decir tiene que cuando llegué otra vez a ese punto, después de dar la vuelta él ya no estaba (me sacaba bastante tiempo).

En el 18 nuevamente el puesto de avituallamiento y la temida “cuestecilla” de 1 kilómetro. Bebo, me vacío una botella en las piernas para refrescarlas, aprieto los dientes e intento acabar dignamente.

La visión del estadio a lo lejos anima un poco. Sólo queda aguantar y no bajar mucho más el ritmo (los últimos kilómetros los he hecho a algo más de 5).

La entrada al estadio la imaginaba más emocionante, pero no puedo. Tengo unas ganas locas de acabar, sigo con la sensación de querer vomitar, y hasta me veo haciéndolo al cruzar la meta.

Y viene la última sorpresa. Entro en el estadio, dispuesto a hacer los últimos 400 metros lo más dignamente  posible, y veo que nos marcan la vuelta con conos, por la parte exterior de la pista. Pero veo también que hay gente corriendo por el tartán, y pienso “no, no puede ser, nos hacen dar dos vueltas”. Me hundo miserablemente unos instantes, hasta que me doy cuenta de que quien está corriendo  por el tartán son las atletas del 1500.

Me recupero, me rehago, y ahora sí que veo la meta. Hago los últimos 100 metros recuperando la sonrisa, y cruzo la línea en 1:43:15.

Y por fin, la meta

Cojo agua y voy bebiendo (y sudando mucho) hasta el punto donde he quedado con los compañeros. Todos hemos sufrido con el calor, pero todos estamos satisfechos.

No sufrimos tanto, que estamos sonriendo

Después descansar un poco, seguir bebiendo, hacernos las fotos de rigor (encontramos a Montxo, la cuarta nécora en Málaga) y al apartamento a celebrarlo con unas cervezas (rehidratación post)

Cansado y orgulloso

 

hay que rehidratarse y reponer fuerzas

Ha sido un placer compartir estos dos días con estos amigos. Grandes risas, grandes anécdotas que nos quedarán siempre. Muchas gracias.

Y un recuerdo especial, que ellos entenderán, al pitufo y al del butanoooooo.

Los pitufos butaneros

1:43:15

Puesto 482

72 de mi categoría (M50)

PS.: Acabo de releer esta crónica una vez escrita. No cambio ni una coma, aunque me da la impresión de que ha salido un pelín angustiosa. Sufrí, sí. Lo pasé mal, sí. Pero puedo asegurar que el mal rato se ve superado con creces por la satisfacción de acabar una carrera como ésta.

Y eso cualquier corredor de fondo lo sabe.

Mundial Máster de Media Maratón

Por Pancho

¡Buenas tardes mundo! ¡Allá voy con la crónica del mundial máster de media maratón!

Feliz de conseguir el reto. Hace 4 meses tuve que tomar la decisión de parar en seco. Las molestias en la espalda iban camino de convertirse en un serio problema. Fue duro pero lo más sensato. Así que no sabía si el 16 de septiembre podría correr el mundial.

Tras un mes totalmente parado y otro con rodajes muy suaves vinieron dos meses de preparación. El primero fue durísimo y el segundo ya mejorando semana a semana. Y lo mejor, sin molestias. Aún así era consciente de cómo llegaba y me puse un objetivo realista: 1h 28′. No estaba dispuesto a salir inconsciente y estar muerto a los pocos Km. Al final 1h 33’03» y super contento. Las circunstancias de carrera también cuentan y correr con un 94% de humedad y ya con 22ºC a las 9 de la mañana es realmente duro.

 

No os voy a aburrir con una explicación exhaustiva de los Km. Solo comentaros que fui perdiendo fuelle paulatinamente. Básicamente hice el primer tercio a 4’10»/Km, el segundo sobre 4’20»/Km y el tercero sobre 4’30». Y donde se ve lo complicado que fue competir el domingo es en que aún así me pasaron pocos atletas y el número de abandonos fue considerable.

Me vino de perlas Marimi García González que cuando me rebasó me conseguí unir a su ritmo y luego en el último tercio de carrera cuando ella flaqueó fue un acicate echarle una mano. ¡Carrerón de Marimi!

Gracias y enhorabuena, Marimi

Puesto 303 de 816 atletas y 49 de la categoría M50 de 102.

En fin, una experiencia extraordinaria y un tirón de orejas a la organización con el tema avituallamientos. Con esas condiciones atmosféricas hubiera sido conveniente más puestos de agua.

Menos mal que llegué hidratado previamente

Agradecer a mis compañeros de aventura, las nécoras Jose Antonio Rodríguez Álvarezy David Boleas Ramón y a mi apreciadísimo amigo Quique Estevez este fin de semana compartido entre risas. Un placer chavales.

Concentración severa antes de la competición

Una especial mención para mi admirado míster Carlos Adán Arias, siempre empujándome. A mis compis del C.A.R. Marisqueiro por su apoyo y a mi familia por su comprensión.

… y ya sabéis: ¡Persiguiendo sueños!

 

Ultra Trail Desafío Somiedo

A fuego lento se cocinan los grandes platos y se hornean los mejores panes.

De igual manera, hay crónicas que merecen ser escritas con tranquilidad y ser publicadas pasado un tiempo.

El gran Dani nos manda la suya del Ultra Trail Desafío Somiedo del pasado mes de julio.

Y del mismo modo que se escribe, merece ser leída con tranquilidad

UTDS. 28/07/2018

Las 4:30 suena el despertador y la verdad que me encuentro bastante bien, aunque apenas

hemos dormido cinco horas. Empiezo a prepararme, vendar tobillos, vestirme, untar bien los

dedos de los pies en vaselina, etc.

Bajamos Ro y yo a desayunar, como un par de bollos con un café y nos vamos que aún quedan

45’ de camino hasta meta.

Llegamos a Pola de Somiedo, ya son las 6:05 aparcamos y termino de prepararme, mochila,

bidones y último repaso al perfil con Ro. Llego para dejar la bolsa de vida a 5’ del cierre.

Saco la foto de rigor y me pongo a calentar para sacar el chubasquero y dirigirme al corralito.

Ya no queda nada, apenas 10’ para la salida, estoy situado bastante atrás pero me da igual la

carrera es larga y en esta solo voy a luchar contra mí mismo.

Salida! Con calma hay mucha gente por el medio que tengo que empezar a adelantar como

puedo ( lo malo de salir atrás). Los primeros km fueron por asfalto y sendero hasta empezar la

primera subida antes del km7 La Peral 58’ 36’’ donde relleno un bidón y sigo, la gente como tira

y esto aún acaba de empezar la carrera. Sigo subiendo durante 2k más, ahora viene el primer

descenso y me lo tomo con calma me adelantan un par de corredores, pero al poco vuelvo a

contactar con ellos.

2º Avituallamiento La Braña Viecha, aquí relleno los bidones de agua y preparo mi isotonico,

como bien y me llevo algo para el camino, pierdo alguna posición más pero me da igual ahora

viene la subida más bestia de la carrera. Nos ponemos al lío, bastones y a darle cera! Subiendo

las vistas son espectaculares aunque está algo nublado; Voy bastante bien, a mi ritmo… Empiezo

a recuperar alguna posición al coronar el Cornón km20 y a 2194 m de altura paso el puesto 36,

con 2:48:43. Empezamos a bajar, la primera parte un poco técnica apenas 1km. Ahora viene un

sendero bastante rápido que llega hasta el Puerto, a 1km tropiezo con una piedra y ruedo para

amortiguar la caída; Seguimos corriendo hasta llegar al avituallamiento, 3:34:47 puesto 37, aquí

está Ro esperando y cambio las botellas, como algo de fruta y seguimos.

Viene una pequeña subida que afronto sin problemas, ahora toca una bajada por pista hasta

llegar a un prado que enfila en otra pista que me lleva a Valle del Lago. km37 4:45:51, puesto 22

aquí también está Ro, otra vez la misma rutina cambiar botellas, comer, charlar un poco con ella y

salgo. Ahora me encuentro un tramo de cuesta no muy pronunciada pero bastante larga hasta el

Lago del Valle y luego la Farrapona ( en el perfil no se aprecia pero hay algo de sube y baja).Esta

zona una pasada pasando por varios lagos, lo malo que no corre nada de aire y me estoy

cociendo un poco pero sigo trotando sin forzar mucho. Llegando a la Farrapona voy un poco

muerto, este sol me está matando la última cuesta antes del avituallamiento la hago andando

para recuperar. Llego al km52 6:49:17 puesto 32, hay una ducha y no lo dudo me meto debajo de

cabeza! Está Ro esperando por mi, cambio las botellas, como alguna naranja, cojo algo que

parecía como turrón y sigo. (Esto no debí hacerlo el turrón o lo que fuera me sentó fatal.)

Afrontando el último tramo de la Farrapona empiezo a notar molestias estomacales y empieza a

costarme beber, cuando parece que corono la Farrapona mi sorpresa es que aún queda un

cresteo por piedras y algo más de 100m+. Aquí paso a 3 corredores, ahora toca bajar y por una

ladera de hierba que no me gusta nada, con bastantes agujeros ocultos… aquí pierdo 3

posiciones. Después de 1km infernal viene un sendero roto bastante divertido y con algún tramo

sin marcar por ser espacio protegido del oso.

Aguanto como puedo detrás de 3 corredores, voy

bastante incómodo, tengo mucho calor y no corre nada de aire, sigo tirando detrás de ellos hasta

que llegamos a Saliencia, km60 8:07:22 puesto 31, aquí recupero un poco y salgo rápido, para no

perder ritmo aunque voy hundido, ahora viene una pista con algo de pendiente favorable, lo malo

que a 1k falta alguna cinta y empiezo a dudar, me paro voy atrás hasta la anterior pero nada, el

camino solo puede ser ese. Aquí me cogen los participantes que adelanté en el avituallamiento.

Como, aún estoy mal, prefiero que me pasen e ir a lo mío, cosa que me vino genial. En 1k

empiezo a notarme con fuerza y a subir con garra, ya debió pasarme la pájara o golpe de calor

que mal lo pasé estos 10k. Al llegar a la cima de la subida ya adelante a los participantes que me

pasarán kms anteriores, ahora a bajar como pueda porque toca piedra para rato por una calzada

romana, llegando a Llamera, km72 10:03:01 puesto 30, había unos escalones de piedra que se

las trae el que venga sin fuerza lo pasa mal seguro, aquí está Ro y hablo un poco con ella, le digo

que me espere en meta que esto ya está finiquitado.

Empieza la última cuesta y subo a mi ritmo, llevo un participante a apenas 500m, ya estoy en las

últimas pero aprieto, lo adelanto y sigo hasta coronar el pico. Ahora todo cuesta abajo hasta

meta, voy soltando porque ya las patas poco más aguantan ir a ritmo de 4:30 es bastante

incómodo pero sigo apretando los dientes hasta meta.

Final 11:21:34 puesto 29º. Súper feliz con el resultado, la carrera una maravilla a nivel

organización, cada pocos kms te encontrabas a gente animando y eso ayuda mucho, una carrera

para repetir.