Seleccionar página

Por IVÁN MARTÍNEZ

Nécoras en A FREITA

Buuf no se ni por dónde empezar.

 

¿Por qué la Freita?

Pues sabiendo que era el lugar preferido de Jose Moutinho parte de mí se aterraba y la parte  ” 50 sombras de grey ” se alegraba, pero un minuto con Ramiro, nuestro capitán montuno , me hacía decidirme

¿Por qué 65 km? porque ni loco me pillaban en el de 100 km, la gente que se pone en la salida de esa prueba realmente tiene todos mis respetos del mundo. Como bien definio MIllara: “Si Frodo tuviese que haber tirado el anillo en Arouca , Sauron reinaría en la tierra Media”.

Y realmente ¿por qué vamos a estas carreras? Porque nos encanta y sobre todo esta vez que íbamos en familia, 4 nécoras a la de 65 km y 4  a la de 100km, es imposible decir que no.

Todo comienza el viernes con un viaje a Arouca, previo paso por Valença a comer bacalao y churrasco, vamos a los dorsales y ya los nervios se notan en todos. Todos se van de cena y yo prefiero irme tranquilo al hotel (ya me había llevado la comida de casa).

5 am y a desayunar, la salida es tempranita  a las 6:15 am y queda mucho día por delante (para algunos más que para otros)

Empezamos las 8 nécoras juntas, el principio es continua subida hacia el altiplano de la Freita, por un bosque muy frondoso y con muchísima humedad (fue mi único momento malo de la carrera pues no era capaz de respirar bien). Una vez llegado al km 8 más o menos salimos del bosque y de la niebla y ya comienza a entrar algo de fresco y me encuentro mejor.

Llegamos al avituallamiento del km 9 y ahí ya sabía yo que se acabaría el trote familiar de las nécoras. Primero Pedrosa , seguido de César (es estrenar camiseta nécora y se lanzan) se escapan en el primer tramo de bajada. 2 minutos después los que me pasan son los compañeros de los 100 km . Ahí ya sabía que no los vería en todo el día. Lo único que preocupaba en ese momento era donde estaba Lete, pues sabía que gran parte del día iría con él. Lo veo a lo lejos, ya que baja peor que yo, así que decido ir esperándole , ya que aprovecharía luego para que él tirase de mí en los falsos llanos.

Hasta el avituallamiento del km 21 en Tebilhao todo era un continuo sube y baja donde relativamente se iba rápido y la presencia de Lete era importante en la carrera.

A partir de aquí la carrera iba a cambiar y yo sabría que sería de vital importancia para el compañero, pues las zonas técnicas no son su especialidad (menos la mía , pero en el país de los ciegos el tuerto es el rey jejejejje).

Tras una pequeña subida el camino nos gira hacia la derecha y allí está , se ve, se huele incluso,…. A BESTA esta aquí, propio de un guion de cine ( con previo paso por un cementerio, trátese de algo irónico) nos dirigimos al salón de juegos de Moutinho. Todo lo que te digan de esta subida, todos los videos que veas, no hacen reflejo de lo pequeño que te sientes al verla. Una verdadera pared de rocas esculpida que tienes que ir saltando de una en una, mojándote a través del rio que transcurre por  ella,…

A BESTA

Ya desde abajo el plan era claro y le digo a Lete : ” te espero arriba” prefería subir a mi ritmo y esperarle arriba. Así que primero me guardo los bastones (pues necesitare las manos) y  previas fotos que me doy el lujo de hacer, meto la directa y empiezo a pasar a gente en un terreno que me viene bien, subida de potencia pura y de no poner ritmo de marcheta. Una vez que llego arriba me doy cuenta que es lo más duro que he subido hasta ahora, allí espero 2 minutos a Lete pero empieza a levantarse frio, así que decido empezar a andar y que me coja él. Pasan los minutos y Lete no llega , pero tampoco nadie de los que he pasado en la subida y 2 km más adelante antes de empezar de verdad la bajada , me pongo el cortavientos y me quedo a esperar.

Lete en A BESTA

En 7 minutos llega Lete con Rui, un portugués  que nos acompañaría durante 23 km, que habían recuperado en la subida y adelantaron a gente que yo pase en la parte final. A partir de ahí un descenso muy técnico entre arboles hasta llegar al avituallamiento de Bondança en el km 33. Aquí empezarían mis alegrías.

Pizza , había pizza!!! Ya esta bien de plátanos , sandias y frutos secos y aparte me dicen que en el siguiente avituallamiento habia Bifana , dicho y hecho hay que salir de allí directos al próximo avituallamiento jajajajajaj.

Seguimos con una pequeña subida (en relación de donde veníamos) y nos quedaba por delante el descenso técnico del día, una bajada directa al rio entre árboles y con bastantes problemas para estar erguido. Aquí ya empezamos a acordarnos de nuestros amigos de 100 km que sabíamos que lo pasarían de noche.

Una vez llegamos al rio, nos encontramos con algo que ya teníamos en mente y sabíamos que teníamos que llegar muy enteros, las escaleras del martirio, un camino de más de 800 escaleras que nos iría aproximando al pueblo de Lomba (en mitad de la subida), tramo durísimo con mucha humedad debido al bosque cerrado y al rio, pero de una belleza extrema.

En Lomba , la prometida Bifana , mas pizza y una coca cola fría (también cerveza para el que quería) y a partir de ahí mas subida , primero de forma más tranquila y de repente vemos como por una montaña empezamos a ver camisetas.

¡Madre mía!, se ve toda la subida que nos queda con más escalones, otra subida de potencia muy explosiva y que la gente que fuese corta de fuerzas lo iba a pagar muchísimo. Decido de nuevo a coger mi ritmo, pero en esta subida menos técnica Lete se defiende mucho mejor y solo le meto 1 minuto arriba , un poquito más tarde llega Rui y volver a hacer grupete. A partir de ahí una bajada y llegábamos a una especie de llano en el perfil.

Los  falsos-llanos en Moutinho son bastantes “peligrosos” y aquí no iba  a ser menos, estábamos en su parque de juegos y cual “sociópata en serie ” nos había preparado una trampa. Cuando creía que íbamos a descansar nos encontramos con un sendero muy estrecho, incluso con cadenas en la pared para agarrarnos, aquí vamos muy lentos y de repente nos pasa Duarte (el campeón de los 100 km) alucinante el ritmo que llevaba. Hasta el avituallamiento del camping poco más salvo que empieza a caer la niebla y el frio, con lo cual nos ponemos todos el cortavientos.

En este avituallamiento ya sabría que Rui nos diría adiós, se le veía muy bien y daba por hecho que en la bajada de 10 km que nos quedaba se nos escaparía, pues yo no pensaba despegarme de Lete (que aquí ya lo estaba pasando peor, pues había pasado su record personal de kilómetros)

Dicho y hecho en el primer km de subida íbamos juntos pero en el falso llano de la cima y antes de empezar a bajar Rui se nos escapa, y a partir de ahí nos irían pasando gente del ultra y “muertos” que habíamos pasado en las subidas pero que sabía que como zombies revivirían en esta bajada final de 10 km, bajada bastante corredera salvo un par de km.

Bosque , bosque y más bosque hasta ir aproximándonos a Arouca. Lete me invitaba a irme, pero yo desistía para seguir ayudando y también para no ir solo en zonas habitables debido a mi miedo a los perros sueltos.

Finalmente después de 14:28 minutos vemos el pabellón, todo alegría que habíamos conseguido acabar una prueba durísima en 14 horas y 30 minutos (yo contaba con 15 horas , así que estaba contentísimo).

Y cómo no, hoy mismo como costumbre con mi paso por el Burguer KIng , doy por cerrado la prueba.

¿Próximo objetivo? en el proximo capitulo jejejejejejje

Posdata: Un reconocimiento a mis amigos de los 100 km .

A Mllara y Alfonso que consiguieron acabar una prueba que en vez de dar 5 puntos para el UTMB , tendría que ser que el UTMB te diese puntos para venir a la Freita como bien decia Alfonso.

A Jorge que el pobre tendría que retirarse justo antes de A BESTA, mucho ánimo compañero.

Y mencion a parte a Ramiro “culpable” de que haya estado alli y nuestro “capitan montuno” y un claro culpable de mi buena carrera, persona de la que se aprende cada vez que puedo subir al Vixiador, uno de mis referentes y que no tuvo un buen dia y al igual que Jorge en el km 62 decidio poner fin a su aventura a sabiendas que les faltaba subir A Besta.

Muchos ánimos a los 2.