Seleccionar página

Maratón La Valeta 2024. Paso a paso

Por Pancho

LA ELECCIÓN

Cuando te propones correr un maratón lo primero es decidir a dónde vas. Hay diferentes criterios: desnivel, participación, mes, turismo… En este caso lo tenía claro, tenía que ser el 24 de marzo de 2024 porque cuadraba con el primer domingo de las vacaciones escolares de Semana Santa, lo que te permite correr y luego tener unos días para hacer turismo con la familia.

La elección es conveniente hacerla con tiempo por varios motivos: reserva de vuelos, de alojamiento o preparación de la carrera. Así que en junio de 2023 hice la búsqueda en internet. En España no había ninguno pero en Europa encontré el maratón de la La Valeta.

Durante un mes estuve viendo vuelos. Buscaba una ganga pero como no bajaban los precios preferí comprar los billetes antes de que subieran. También reservé el apartamento (lo prefiero a un hotel por el tema del desayuno del día de la carrera) con opción a cancelación hasta una semana antes. Lo que dejé para más adelante fue la inscripción porque había un precio de 59,95 € hasta los días previos.

 

LA PLANIFICACIÓN

42,195 Km no es ninguna tontería. Supone un nivel de exigencia que para afrontarlo con un mínimo de garantías requiere hacer un buen puñado de Km en los meses previos.

Tenía una base porque a principios de noviembre de 2023 corrí el maratón de Oporto y por cierto a buen nivel. Con el míster Carlos Adán decidí aprovechar el punto de forma corriendo el Campeonato Gallego de Media Maratón tres semanas después,  luego tener un descanso activo de dos semanas y empezar el 11 de diciembre la preparación, con lo que saldrían 15 semanas de entrenos.

Las semanas constaron de 4 sesiones de carrera distribuidas en dos días de rodaje, un día de series largas y el domingo un largo. El resto de días normalmente hacía 15’ de elíptica para soltar piernas.

El objetivo era memorizar un ritmo de crucero de 4’30’’/Km por lo que los rodajes no podía bajar de ese ritmo, salvo excepcionalmente los últimos  dos o tres Km. Las series también a ritmos asequibles, nunca por debajo de 4’10’’/Km.

Una planificación muy semejante a la realizada para Oporto y es que lo que ha funcionado mejor no cambiarlo.

En cuanto a competiciones, las justas. En enero la Media Maratón de Viana do Castelo y en marzo la media Maratón Latina y la semana previa, por apoyar la carrera del barrio, los 10 K de Teis.

 

LA PREPARACIÓN

Iba todo sobre lo previsto hasta el largo de la décima semana. Ese domingo tocaban 25 Km y acabé con el isquiotibial derecho algo tocado. El martes siguiente tenía un 6*3000 y en la segunda repetición noté el isquio muy cargado. Visita al fisio Juan Benítez. La sobrecarga empezaba en la espalda y requirió de varias sesiones. El objetivo pasaba a ser erradicar las molestias y por eso las dos semanas siguientes la carga kilométrica se redujo a la mitad (sobre 40 Km y buena parte en elíptica). Al final de la 13ª semana parecía que el problema estaba subsanado pero el perfil de la media Latina de Madrid no era el ideal para venir de una sobrecarga y el isquio volvió a recaer. Quedaban tres semanas y la estrategia seguía siendo la misma: reducción de Km y trabajo de fisio para erradicar las molestias a riesgo de llegar corto de Km (el míster estaba seguro de que no habría problemas en ese aspecto) pero asegurando erradicar el problema físico.

El buen trabajo de Juan y usar la cabeza dieron resultado. En la última semana un par de rodajes de 12 Km sin molestias.

Llegaba al maratón con 1004 Km recorridos, 874,4 de carrera y 129,6 de elíptica.

 

LA ESTRATEGIA DE CARRERA

El maratón de La Valeta no es fácil. Se trata de una prueba lineal que comienza en St Pawl il-Bahar y termina en Birgu. Cuenta con un desnivel sobre 400 m, con un sinfín de pequeñas subidas y bajadas y algunas cuestas importantes. Sabía además que la participación era escasa, por lo que las probabilidades de tener que correr parte de la carrera en solitario son grandes.

Perfil de la carrera

Por otra parte al correr en una isla el riesgo de rachas de viento es alto. Si a todo esto le sumamos que venía de unas semanas con molestia la táctica que decidimos era conservadora: Subidas sobre 4’45’’-4’40’’ y bajadas sobre 4’30’’ – 4’20’’ y si estaba con fuerzas en el Km 35 apretar un poco. Hacer sobre 3h 15’ estaría bien. Pero corriendo con cabeza ya que el 28 de abril corro el maratón de Aveiro. Según cómo me viera en carrera decidiría si apretar o tomarlo como un largo de cara a Aveiro.

 

EL VIAJE, INSTALACIÓN Y PRE CARRERA

Llegamos el viernes y lo primero que fuimos fue a por el dorsal. Se recogía en una tienda de deportes. No había feria del corredor. Junto al dorsal alguna bebida, un gel, camiseta de manga corta, un pan de panecillos de cereales, imperdibles y varios folletos con descuentos.

Recogiendo el dorsal

El apartamento me decanté por cogerlo cerca de la salida. Con lo que no contaba era con que St Pawl il-Bahar fuera una localidad tan amplia. Resultó que pillé el alojamiento a 7 Km de la salida, que por cierto comprobé que se encontraba en medio de la nada, bueno en un camino en medio de campos de cultivo.

El viernes la previsión para el domingo es de rachas de viento de 40 Km/h.

El sábado 10’ de trote y turismo por el sur de la isla, sin caminar demasiado. La previsión del viento es de 20 Km/h.

El domingo suena el despertador a las 4:10. A mí me gusta tomarme la pre carrera con calma. La salida es a las 6:30 (aquí es de día a la 6:00). Tras un buen y parsimonioso desayuno unos estiramientos mientras no llega el taxi que contraté. A las 5:30 estoy en el destino. Hace fresco y no me despojo de la ropa  hasta las 6:10. Con tan poca participación (383 inscritos) no habrá problemas para dejar la mochila en el guardarropa. Entonces hecho en los isquios un poco de radiosalil con aceite para calentarlos. Además un poco de aceite y crema hidratante en el estómago a modo de capa protectora. Luego de dejar la mochila un trote de 700 m y a línea de salida.

 

EL DESARROLLO DE LA CARRERA

Tardo 3’’ en paso arco de salida. 15º C y sin viento (a lo largo de la carrera solo se hará notar levemente en un par de tramos). La idea es ir marcando los Km con el autolap pero resulta que no están marcados, así que lo haré por el GPS del reloj.

Primeros Km salen en torno a 4’30’’. No hay grandes cuestas pero es un continuo sube y baja. Voy cómodo en un pequeño grupo, concentrado en mi ritmo, desconectado de lo que hacen los del mini grupo en el que voy (alguno corre a tirones y me pasa y luego lo paso).

Los avituallamientos con agua y bebida isotónica son cada 5 Km aproximadamente. En el primero bebo un poco de agua, mojo axilas, nuca y echo un poco de agua por la cabeza (sin excederme porque no quiero mojar el estómago). Así procederé en cada uno de los avituallamientos que hay hasta meta.

Km. 6

 

Sobre el Km 7 paso por delante del apartamento. Son poco más de las 7 de la mañana y ahí están mis chicas animándome. Aprovecho para tirarles los manguitos.

Km 9,5 tomo el primer gel.

El tráfico no está cortado, aunque si que hay voluntarios en todos los cruces. Este tema es mejorable en la carrera. Es más, tuve dos incidentes por culpa de los voluntarios. En una bifurcación había una barandilla y en vez de estar atento para indicar que había que ir por la izquierda de repente me encuentro por el lado derecho de la misma teniendo que saltarla. El otro trastorno se produjo en una explanada peatonal en la que por la falta de indicación de un voluntario casi tiro en otra dirección. Afortunadamente fueron solo 10 m extras hasta que me percato del error.

Pero volvamos al desarrollo de la carrera. Sigo sobre 4’30’’ de media. En los Km que predominan las subidas en torno a 4’40’’ y en las que prevalecen las bajadas sobre 4’20’’/Km. Voy cómodo aunque sé que el maratón es muy largo.

Llega la primera “prueba de fuego”. El Km 15 es todo una cuesta con su dificultad, no solo por ser aproximadamente unos 1100 m, también por su desnivel, que sin ser grande, es considerable. La paso con solvencia pero sin obsesionarme (ritmo 5’03’’/Km). Me sorprende que soy el que mejor subo. Me quedo solo.

Km. 15

 

Los tres Km siguientes son en bajada (media 4’20’’/Km). Alguno de los corredores que dejé en la subida me pasan porque se lanzan en tromba. Yo a mi ritmo. En los Km siguientes acabaré sobrepasándolos.

Km 19,5 segundo gel.

El perfil sigue igual. Subo una cuestita, bajo una cuestita. En fin, no te aburres. Otra característica del trazado es que es bastante revirado.

En el Km 28 segunda cuesta “interesante”, un poco más corta que la del 15, unos 600 m. También la supero entero. Al siguiente Km me alcanza un corredor mallorquín. Le digo que queda mucha carrera y me llega a sacar unos metros.

Km 29,5 tercer gel y al poco el sobresalto que comenté anteriormente de la explanada.

Km. 30

 

Creo que voy bastante bien situado en carrera y decido arriesgar. Dejó atrás al mallorquín y ruedo sobre 4’30’’/Km: De aquí a meta corro solo. Los últimos 5 Km se me hacen duros. ¿A quién se le ocurre poner la cuesta del Km 38? jajaja. Los últimos metros de la misma los hice andando. Fueron 10’’ para tomar oxígeno. De ahí a meta solo queda bajar o llanear. Bajo con cuidado porque noto muy cargados los gemelos. Pese a la fatiga consigo andar un poco por encima de 4’30’’/Km. En este último tercio de carrera hay que sobrepasar a un número importante de gente que está haciendo la caminata.

Los últimos dos Km se hacen interminables porque estás a la altura de la meta pero hay que recorrer un Km en sentido contrario antes de hacer un giro de 180º para recorrer el último Km. 3h 14’03’’. Cansado pero trabajo hecho.

La ansiada Meta

 

Me hidrato abundantemente y renuncio a un masaje (había bastante cola de los corredores de la media) para ir a los paneles con las clasificaciones provisionales porque creo que tengo opciones de pódium en la categoría y, efectivamente, confirmado, primero en la categoría 55 – 59.

Recogiendo el trofeo al mejor clasificado de la categoría

 

Una historia con final genial. Ahora a intentar recuperarse para correr lo mejor posible en el maratón de Aveiro el 28 de abril.

 

Maratón Oporto 2023, el maratón redondo

Maratón Oporto 2023, el maratón redondo

Por Pancho

LA PREPARACIÓN

A mediados de marzo tomé la decisión de volver a correr el maratón de Oporto.

No es una carrera que me encante, aunque la organización es de 10, pero ya sea por el mal sabor que me quedó con la «petada» de 2019 o porque es el más cercano en la actualidad tras desaparecer Coruña, ese fue el objetivo marcado para el segundo semestre del año.

En cuanto a la preparación, fueron 15 semanas en las que cambiamos el método. Los últimos maratones los tiempos se alejaron del tiempo ansiado de las 3 horas.

Así que probamos entrenos con ritmos muy controlados (prohibido bajar de 4’10» en series y de 4’25» en los largos). Dos días de rodaje, uno de series largas y otro de largo en el fin de semana. El resto de días algo de elíptica si me apetecía.

Recuerdo que el míster me dijo al principio de la preparación que ya vería que así estaría sobre las 3 horas. Pero las 11 primeras semanas las sensaciones no fueron buenas. Me costaba hacer series a 4’15″/4’10».

El último mes fue mucho mejor pese al mal tiempo reinante (hubo días que cambié rodajes por elíptica).

Fueron 1034 Km (928 de carrera y 106 de elíptica) en los que cada vez veía más claro que no estaba para rondar las 3 horas o dicho de otra forma que de salir a ese ritmo lo normal sería hundirme tarde o temprano. Así que el planteamiento de la carrera será correr a 4’30»/Km para hacer 3 hora 10′, siempre y cuando respete el viento, ya que la previsión es de rachas de 20 Km/h.

Una preparación con muchos entrenos en solitario y otros acompañado. Agradecer la ayuda de los compañeros del CARMA y de los amigos Bruno Muiños, Juan Rodríguez y Gustavo Nieves.

LA CARRERA

Desayuno con tiempo y desde el hotel andando al guardarropa junto a otras tres nécoras. Ventajas de buscar un alojamiento cercano. Para mí gusto fuimos «justos» de tiempo. Tras una foto y dejar la bolsa voy hasta la zona de salida. Apenas 500 m de trote.

Cuando entro en el cajón ya hay bastantes corredores. Como no quiero salir «encendido» no hago esfuerzo por avanzar entre los corredores hacia el arco de salida. Me llevará 14 segundos atravesarlo tras el inicio de la prueba.

Buena temperatura. Aún así salgo con una camiseta por encima que tiraré en el primer Km porque ya sobraba (y poco después bajaré los manguitos).

Salida

Los primeros 500 m me cuesta coger ritmo porque hay bastantes corredores lentos. Aún así primer Km en 4’33» y dentro del grupo que lleva la bandera para hacer 3 hora 15′. Sigo guiándome por ser cauteloso y decido permanecer en ese grupo. Será por poco tiempo. Pasado el tercer Km decido pasarlo aumentando ligeramente el ritmo.

Km 3,0. Sobrepasando al globo de las 3h15′

Poco después me alcanza mi compañero de equipo Thèo Pagnier. Me comenta que pretende andar entre 3h 06′ – 3h 08′. Le comento que yo voy a por 3 horas 10′ y entonces decide ser conservador durante la primera parte del maratón y quedarse conmigo. Imagino que pensó que la veteranía es un grado y que era «la rueda» a seguir. Bueno, desde el quinto Km lo es un corredor del equipo Gaia Running porque llevaba la cadencia que necesitaba y su altura era la ideal para cobijarme del viento.

Km 5. Cogiendo la referencia (y el cobijo) del corredor del Gaia

En el Km 9 tomo el primer gel (tomaré también en el 19 y en el 29) y también bebo en todos los avituallamientos.

Km 15. Rectas camino del puente

El primer cuarto de carrera discurre por Matosinhos y las ráfagas de viento son muy escasas. Pegará un poco más en alguna de las rectas que nos conducen hasta el puente Don Luis.

Km 20. Entrada en Gaia

Allí nos coge unos metros el corredor del Gaia. Creo que se vino arriba ya que cruzado el puente entramos en su territorio.  Tocan sobre 9 Km por Gaia. Pese a esos escasos metros que aceleró no me vuelvo loco. Nosotros mantenemos todos los parciales en torno a los 4 30» programados, incluso un poco por debajo. Pasamos la media maratón en 1h 34’02». Vamos cómodos pero queda un mundo. De momento respeta el tiempo.

No llueve y en muy pocos tramos tuvimos viento.

A todo esto volvimos a contactar con el corredor de Gaia que sorprendentemente baja el ritmo en el Km 27. Así que decidimos rebasarlo. Antes de volver a atravesar el puente aviso a Théo que hay una cuesta de 50 m y que la subamos sin volvernos locos.

Iba todo perfecto pero en el Km 30 paso una mini crisis. El ritmo apenas se resiente pero voy incómodo. Noto que Thèo se frena ligeramente y no para de animarme. Le digo que tire pero insiste.

Km 30. Momento de crisis

Entonces, Km 31 cae un chaparrón que dura 5′ y magia!!!! Recupero las buenas sensaciones. Vamos pasando corredores y eso me retroalimenta. Eso sí, nada de volverse loco, manteniendo ritmo un poco inferior a 4’30».

Km 32. Vuelven las buenas sensaciones

El maratón no regala nada y a partir del Km 33 el que pasa dificultades es Thèo y a mí me toca animarlo.

Desde ese Km 33 tenemos viento de cara durante buena parte del trayecto a meta. Algún Km se va a 4’40» y 4’50». Más vale eso que agotarse. Con todo, seguimos pasando corredores y Thèo aguantando como un jabato hasta el Km 40 que pierde unos metros.

Km 41. Enfilando el final de carrera

La meta está muy cerca y se que ya no va a desfallecer, por lo que  decido seguir apretando  y acabo los dos últimos Km sobre 4’20».

Km 42. Último esfuerzo

Ni los últimos 250 m en cuesta me pueden parar. En el Km 42 giro a la derecha y apretando a fondo. Tras 3h 09′ 56» traspaso el arco de llegada, 3h 09’42» netos. Salí para 3h 10′, así que solo se puede decir: ¡Salió un maratón redondo!

FINAL. Maratón redondo

CARMA normalidad

En tiempos convulsos, en situaciones límite, en episodios tensos…¿qué sabemos hacer?

Correr, correr y correr.

Y si es un domingo por la mañana, mejor que mejor.

Prueba de que este equipo es muy grande y de que la vuelta a la normalidad es un hecho son las fotos que nos han llegado desde primera hora de la mañana.

Compañeros haciendo lo que mejor saben hacer, o por lo menos lo que hacen con muchas ganas, lucir y sudar  la negra con orgullo.

Y recordad, como dice nuestro lema no oficial:

No somos los mejores,
ni los que más corremos,
pero somos un grupo en el que la calidad humana
y las ganas de disfrutar del atletismo y de la vida son fundamentales.

 

SIEMPRE CARMA

 

CARMA fase 1 en el blog

Los medios no han dicho nada, pero una de las consecuencias del desescalamiento y pase a la fase 1 es la reapertura del blog más afamado y esperado de todo el universo digital, el blog del C.A.R. MARISQUEIRO.

 

En estos 2 meses que han pasado desde el inicio del confinamiento, ha habido de todo, gente corriendo en el pasillo, gente corriendo en la terraza, gente corriendo en carreras virtuales, gente corriendo en sueños, gente bajando y subiendo escaleras, o siguiendo algunas del as muchas sesiones on line de preparación física y/o mantenimiento.

 

Y en algunas de esta carreras virtuales tuvimos representantes del CARMA.

 

Y algunos de ellos no sólo corrieron, sino que nos mandaron crónica.

 

Desde esta redacción lamentamos profundamente no haber publicado antes, pero más vale tarde que nunca.

 

Queda pues reabierto el blog, con las crónicas de Iván, Pancho y Alicia (y esperando vuestras aportaciones)

 

MARATÓN DE MADRID 2020

 

Hoy tocó el maratón de Madrid ya me habían dicho que era duro pero no imaginaba que tanto. Salimos temprano sobre las 8 de la mañana y todo fue bien la primera parte de la carrera con un ritmo muy bajo con el paso por el Bernabéu y las torres de la zona financiera. Luego pasé por la zona universitaria cerca del campo de rugby de la Central donde jugaba cuanto jugaba contra Arquitectura o Cisneros.

 

Iba todo bien hasta la Casa de Campo, ¡qué duro se me hizo!. Ya se me hacía cuesta arriba todo, menos mal que los avituallamientos estaban muy bien, súper completos.

Me paré a hacer unas fotos para subir el ánimo. En esta zona andaba 3 partes del circuito y corría 7. Se me estaba haciendo largo y de repente veo Atocha y el Retiro.

 

Esto se acaba que maravilla subidón . Pancarta de último km y solo se disfruta y de repente esos ultimos 195 metros ,los que se gozan disfrutan, te acuerdas de todo el entreno de tu gente de……….

Te acuerdas que es 2020 y estamos en las casas, que hoy después de 40 y pico de días los niños podrán salir a pasear por primera vez, que hay gente que está en ERTEs , gente que no puede abrir y que no sabe cómo será el futuro,  momentos en que todos queremos abrazarnos y no podemos ( sobre todo en llegadas de este tipo), momento donde los héroes son nuestros médicos, enfermeros, celadores, gente de supermercados, conductores de bus, panaderos ,… Y no importan tanto los políticos , los futbolistas , ….

Porque la próxima crónica sea más feliz y porque seamos cuantos más mejor

Iván

 

EL RETO: UN MARATÓN CONFINADO EN UNA SEMANA

 

Como el resto de eventos deportivos el EDP Rock n Roll Madrid Maratón, conocido tradicionalmente como el MAPOMA, tuvo que suspenderse por el COVID 19.

 

Lo corrí en el 2009. Ahora la organización saca una bonita iniciativa y nos propone una carrera virtual no competitiva, en la que da igual el tiempo y la distancia.

 

Se celebrará entre los días 26 de abril y el 3 de mayo… Y me dije ¿Por qué no hacer mi vigésimo quinto maratón aprovechando esta idea?

 

Un maratón especial, confinado recorriendo 42.195 m en una semana en mi insignificante circuito de 30 pasos. Hacerlo en un solo día en esas circunstancia sería una temeridad. Así que hice cálculos y me propuse hacerlo en 6 días (7,033 Km x 6 días = 42,195 Km). Y con la motivación de que la inscripción va destinada a Cáritas España para la lucha contra el COVID-19.

 

Y planteé la idea en el equipo y varias nécoras aceptaron el reto. Cada uno como pudo o creyó conveniente. Jorge González a la comba, Juan Piñeiro y el “negro” Pedrosa subiendo y bajando escaleras. Vicky y Aurora combinaron andar y correr. Juan Moure tuvo un percance laboral el primer día pero no quiso abandonar el reto y lo hizo andando. Khene, Ramiro y un servidor lo hicimos corriendo/trotando.

Otras dos nécoras colaboraron con la causa benéfica haciendo un día 10 Km: Iván y Óscar Fernández.

 

El domingo 26 empezaba la prueba y no faltó la CARMA foto. Adaptándonos a la situación CARMA foto virtual y como es costumbre no estábamos todos.

Una CARMA foto muy especial

Este primer día empecé a las 9:05. Dado que era domingo y mis chicas se levantan tarde, por lo que no había «trafico», salí con la idea de realizar más kilómetros que la media establecida pero sin abusar. Buscando un equilibrio entre hacer un colchón de kilómetros por si en los próximos días surgía algún contratiempo pero por otra parte teniendo presente no forzar la musculatura. Poniendo el equipo de música a bajo volumen (que la gente duerme) y cambiando el sentido de la marcha con el cambio de canción y así cambiar los giros. Finalmente salieron 11,197 Km.

 

El lunes 27 madrugué. En ayunas troté 7,127 Km en un poco más de una hora.

En cuanto a sensaciones peor que el domingo. Imagino que a la musculatura no le gusta tantos giros.

 

Al tercer día, el martes 28, pasé el Ecuador del reto. Tiempo de paso de la media en 3h 02’20».El tiempo era una anécdota, lo importante era que el cuerpo de momento no se quejaba de tanto giro. En vez de los 7 Km programados hice 8, por lo que aumentó un poco el colchón por si las cosas se tuercen.

Miércoles 29, en el cuarto día consecutivo corriendo en estas precarias condiciones y teniendo en cuenta el colchón que llevaba decidí reducir carga y minimizar riesgo de lesión. Así que 45′ y con los 5,22 Km realizados y sobrepasando el Km 30, concretamente el 31,5.

 

El jueves 30 6 Km más y acumuladas 5 horas y 25′ desde que comencé el domingo. Ya veo el final, solo quedan poco más de 4,6 Km. El objetivo estaba en acabar al día siguiente lo más cerca posible de las 6 horas.

 

Sábado 1 de mayo, día del trabajador, y he tenido que trabajarlo. Ha sido complicado. El viernes de tarde en un ejercicio debí estirar de más mi pierna izquierda y tenía una molestia entre cadera y muslo. Así que era una incógnita si podría trotar. Eché radiosalil y bajé un poco el ritmo y conseguí llegar a la orilla.

En 6 días han sido 60282 pasos, 2010 vueltas aproximadamente y 6 horas 06’28».

Espíritu CARMA siempre

Esperemos que la molestia no vaya a más y mañana pueda salir a correr suave ahora que nos dejan, que de trotar ya me llegó.

 

Pancho

 

«10 de mayo: carrera de la mujer imparable»

 

Ya sabemos que las nécoras no podemos estar sin mover las pinzas y las patas. Y menos ahora, que nos dejan salir a la calle a correr desde hace una semana.

El caso es que Aurora dejó caer la idea, y acabamos animándonos otras seis: Doris, Lucía, Mónica, Vicky, Isa y Alicia.

La verdad que algunas no habíamos participado nunca en la «Carrera de la mujer». Bien porque no coincidió, o en otros casos porque no nos convencía lo de «sólo para mujeres» o los montajes de los patrocinadores… Pero este año era distinto: nada de montajes, y simplemente un donativo solidario para para la AECC en la inscripción. Objetivo : Hacer 5km andando o corriendo en las franjas horarias que nos estuviesen permitidas. Y sin pasarnos de 1 hora.

La camiseta rosa tenía que formar parte del equipaje, pero no por eso nos olvidamos de los colores del Carma y El Trigal. Los lucimos bien visibles, en la chaqueta de chándal, el pantalón, el buff, los carma imanes…

Casi todas madrugamos, menos Vicky que salió de tarde.

Algunas corriendo, otras andando. En sitios tan dispares como Chapela, Samil, Navia o Teis. A distancia, pero sintiéndonos equipo por una buena causa, y disfrutando de estas pequeñas alegrías del desescalado. Ojalá no tardemos mucho en poder lucir la negra del Trigal todas juntas a menos de 2 metros de distancia.

Alicia

O CARMA queda en casa

Queridos amigos, compañeros, nécoras, corredores y población en general.

Dadas las circunstancias que nos ha tocado vivir con la crisis del coronavirus, desde este blog no podemos hacer otra cosa que mandar nuestros mejores ánimos y fuerza a todos, y por supuesto, hacer nuestro el consejo dado por las administraciones. Por eso

 

O CARMA QUEDA EN CASA

 

Y más pronto que tarde volveremos a vernos por esas calles, parques y montes.