Seleccionar página

Fin de semana 18-19 de enero de 2020

Que no es porque lo dijera Khene, pero hay que reconocer que lo dijo muy bien.

 

Imagínate un medio maratón donde no tengas que hacer cola para coger el dorsal.

Imagínate que en la bolsa del corredor hay 2 camisetas, una bolsa de tela, fruta, barrita energética, una magdalena, bebidas y ¡una maceta con una planta aromática para cocinar!

Imagínate que en meta te dan una medalla que no desmerece a las que puedan dar en un maratón.

Imagínate que el recorrido es de ida y vuelta y que la segunda mitad la vas a hacer más rápido que la primera.

Imagínate que vas a encontrar gente animando en los pueblos por los que pases, con speakers “locales” micrófono en mano y con un puesto “pirata” de avituallamiento donde te ofrezcan fruta… y vino.

Imagínate que es una media con más de 2000 corredores y una organización impecable.

Imagínate que es una carrera en Portugal pero que la tercera parte de los corredores somos gallegos.

Pues todo eso es la Meia Maratona de Viana y la he corrido este domingo.

Khene

Pue eso, que este fin de semana se celebró esta emblemática carrera, con la que el CARMA tiene una especial conexión y en la que participaron 18 nécoras.

Tenemos crónicas de algunos compañeros

 

22ª Meia Maratona “Manuela Machado” – Viana do Castelo (PT) 20/1/20

Tardó 6 años en caer la mmp

El sábado no comenzaba bien, me cruzo con un vecino en el ascensor y me dice que me ve más gordo, en seguida lo corrige y me dice que tengo “mejor aspecto” que hace dos meses. Confirma mis sospechas de que llegaba con algún kg de más, pero bueno, pensemos que eso da “un plus de fuerza” en un medio maratón.

Este año decidí hacer noche en Viana, lo cual me vino genial para salir descansado y sin prisas. No notaba tensión ninguna, de hecho le comentaba a mi compañero Javi Conde en la salida que hasta tenía sensación de sueño.

Este año nos pusimos en línea de salida con bastante antelación, pero a pesar de eso, en el cajón preferente observamos que hay gente que no te explicas como es que puedan salir de ahí…

En cuanto se dio la salida, primer km con algo de zigzag y en seguida ponemos ritmo a 3’40”, Javi me dice que vamos muy rápido pero yo me notaba muy cómodo, no iba forzado como otras veces. El viento entraba de cara en algún tramo, y eso unido a las subidas de la primera parte, provocaba que exprimirse en los primeros 10 kms pudiera ser peligroso.

Paso por el km 10 en 37’35” y me notaba bien de fuerza, así que huida hacia adelante y a apretar…el terreno favorable y el aire ahora sí que ayudaban, y los kms sobre 3’35”, hasta me planteaba el bajar de 1:18, pero justo cuando quise apretar a tope, en el km 19 se acabó la gasofa…y ya los dos últimos kms salen a 3’43” y 3’46” pero forzadísimo.

Entro en meta con un resultado oficial de 1:18:14, rebajando 38” mi mejor marca en esta distancia, de 2014 en A Coruña.

Ahora entra la duda, ¿ir a A Coruña el próximo 16 de febrero?

 Gracias al CARMA y El Trigal por su apoyo y a «Objetiva em movimiento» por la foto.

Marzoa

 

Gran jornada Marisqueira con 18 nécoras en la línea de salida, en un día luminoso, fresco, pero no frío, con algo de viento. Además, dábamos la bienvenida a Diego, nuevo en el equipo.

En mi caso, era la primera vez en Viana y estaba avisado sobre su zona cuesta arriba desde el km 5 al 7, el peligro del viento y los últimos dos kilómetros, que se hacen eternos.

Me encontraba bien, a pesar de mis cuatro kilos de más. Pude animar a los galgos (Josué, fantástico, Marzoa, Javi, Tito, etc.) al cruzarme con ellos. No iba demasiado rápido para mis posibilidades, pero, sin saber por qué, vino a verme el del mazo en el km 15.

Me arrastré como pude a meta, con ritmos un minuto peor de lo habitual. Me animó un poco un grupo de portugueses que me adelantaron leyendo la camiseta: «El Trigal», «Carma»; seguí agotado, pero orgulloso del equipo.

Al final, 1h 56 min 38 s, por mi cronómetro. Peor que mi primera media en 2016, pero llegué a meta, llegué corriendo y no me lesioné. Mis tres primeros objetivos, cumplidos.

Jose Garabatos

 

Nueva participación en esta carrera. Una clásica de mi calendario. 

Viaje en CARMA bus junto a José Garabatos y Miguel Ángel Fernández. Llegamos con bastante tiempo para no tener problemas de retenciones en el levantamiento de dorsales. Otra mochila de Viana (regalo clásico de esta carrera) y cumpliendo con la tradición de tomar un café en el Café Guerreiro en CARMA grupo. 

Antes de ir a calentar CARMA foto en la Avenida de los Combatientes con Santa Lucía al fondo .

Calentamiento con mucho viento y al demorarse en ir a la salida pues tocó arrancar de bastante atrás.

La táctica era sencilla: seguir a la nécora Luis Sá que se ofreció a hacerme de liebre para 1h 28′ – 1h 30′.

El primer Km no se podía correr (5’14») porque hay mucho corredor trotero que se pone delante. 

A Luis no lo cogí hasta el segundo Km (salía en el cajón preferente).

Como os comenté el objetivo era seguir su estela y bastante bien . Solo tenía que bajar ritmo en las subidas porque me quedaba pero encontrándome bien en las bajadas.

Menos viento del que pensaba, sólo en el último Km.

Finalmente 1h 27’27» (4’08″/Km)

Puesto 327 de 2145 y 25 de categoría de 279.

Seguimos sumando!!!

Pancho

 

 

Comienza la temporada

¿Hasta cuándo se felicita el año nuevo?

Pues en el caso de este blog, hasta hoy mismo.

Como habréis podido comprobar los seguidores de este CARMA blog, el equipo editorial (o sea, el que suscribe) se tomó un bien merecido descanso por Navidad que ha durado hasta hoy mismo.

En estas semanas de inactividad redactora, el mundo ha seguido girando, las nécoras han seguido entrenando y compitiendo, y nuestro mercado de fichajes no se ha detenido

(Y nuestro patrocinador, la Panadería Pastelería El Trigal hizo unos roscones de Reyes de escándalo).

¿Todavía no habéis probado los productos de los amigos de El Trigal?
Pues ya sabéis, si andáis por Vigo, podéis acercaros a El Trigal.

Roscón de Reyes de El Trigal

Tuvimos algunas incorporaciones (a los que damos la bienvenida a este club) y algunas despedidas (a los que deseamos lo mejor del mundo).

Raquel Zapata

Songy

Jorge Rodríguez (Tituning)

Isabel Martínez Comesaña

Algunas nécoras se acordaron de mandar la información de sus carreras, así Patricia nos contó el pasado 22 de diciembre, cómo además de no tocarle la lotería, quedó la 1ª de su categoría en Tomiño, en una carrera que estuvieron a punto de anular por el viento.

La última aportación al blog fue la de Iván, que nos contó esto desde el trail castañeru

 

“Trail que suele dar pistoletazo de salida a las carreras asturianas hace ya unos años. Trail de 12 km bastante fáciles y sobre todo simple. 6 km de subida 6 de bajada, la subida con unas vistas preciosas al embalse de rioseco ( sobrescobio).

Sensaciones no muy buenas después de mi semana fastidiado de la espalda y el inicio de una gripe, lo bueno es que el tobillo que hizo que me perdiese la última carrera del año haya por octubre no me dio muchos problemas ( eso sí con un buen vendaje). Carrera perfecta para iniciarse en el trail”

Iván

Gaiteru que corona la zona más alta de la carrera

Así que queda dicho. Se vuelve a abrir la temporada bloguera, esperamos todas vuestras aportaciones con ansia. 

 

Ah, sí, que se me olvidaba….

¡FELIZ AÑO NUEVO!

 

Boas CARMA festas

El equipo de redacción de este blog os desea a todos Feliz Navidad, y un gran año 2020 repleto de amistad, salud, kilómetros y, por supuesto…

 Espíritu CARMA.

4 maratones en 1 – Maratón de Málaga

4 nécoras estuvieron el pasado 15 de diciembre en Málaga enfrentándose a los 42,195.

4 objetivos, 4 carreras, 4 crónicas e infinidad de sentimientos y sensaciones.

Publicamos aquí las 4 crónicas…por riguroso orden de llegada a meta.

Lete

Pois a Málaga marchei o Sábado pra tratar de completar a minha maratona número 12. Fun con certa incertidume xa que, aínda que a preparación foi boa e con boas sensacións a semana previa sufrín un trancazo bastante potente (do que aínda non estou ben recuperado de feito..).

Xa no aeroporto coincidín co companheiro do Carma Khene Runner e a súa dona e fumos xuntos a recolher o dorsal.

Despois de deixar as cousas no hotel, xantar algo e pasear (pouco) polo centro tomei a tarde de descanso. Á noite, cea de carga de carbohidratos cos companheiros Suso Conde e David Boleas Ramón que viaxou tamén coa súa dona. De ahí ao hotel a velar armas.

Carga de carbohidratos

Chega o día de carreira e menos mal que na tarde anterior durmira un par de horas, porque de noite como moito durmín unhas catro e de mala maneira..

Reagupámonos o grupinho da cea na saída e facemos a foto de rigor.

Suso sae conmigo coa idea de descolgarse pasada a media maratón e unirse a David ata meta. Estratexia de equipo con un gregario de luxo como é Suso. Moi top 👍👌

Arranca a prova e moi boas sensacións, respirando sen problema, cun Suso que é tremendo, vai animando él ao público en vez de ao revés. Crack total.

CARMA equipazo

A idea é ir a 4:30 o km. ata a media e ahí valorar.

Sobre o km.22, e segundo o pactado Suso déixame só e vai a por David. Sigo con boas sensacións e estou optimista. Mantenho o crono con lixeiras variacións e unha proxección de tempo final arredor da minha melhor marca 3h10.

Durante toda a prova fixo moito aire pero foi a partir do km. 27 aprox. unha vez pasadas a pista de atletismo onde máis se deixou sentir. Foi a esa altura de carreira onde as sensacións comezaron a ser peores, e a partires do 32 o “muro” fixo das súas. Pernas cada vez máis pesadas e correndo progresivamente con menos fluidez. Paso a correr a 5’ o km., e aos poucos costábame ir incluso a menos de 5:30; tomei a determinación de colher ese ritmo “de supervivencia” ata meta. Ao paso do Estadio da Rosaleda parecía que os kms. non pasaban..un suplicio. Cos folgos que recibíamos atravesando a rúa Larios, que estaba ateigada de xente colhín algo de enerxía ata meta.

 

Penso que vou tomar máis tempo entre provas deste calibre. Onte cheguei bastante roto e non é a primeira vez que me sucede dende o km. trinta e pico das maratóns. Cecais tamén inxerir algún xel máis.. non sei..Hai que analizar con calma. Suponho que viaxar o día anterior e o trancazo tiveron que ver..o caso é que a minha vindeira maratón non será antes do Outono de 2020, antes médias maratóns ou provas diversas, veremos..

Disfrutei moitísimo especialmente a primeira media xunto a Suso e logo tirei de dureza mental nos derradeiros 10 kms. Se algo me quedou claro onte é que son duro coma un croio 😬😁 Así que CONTENTO 😉

Coma sempre o melhor ter partilhado carreira cos companheiros do Car Marisqueiro, sodes moi grandes!

E moitas Grazas a El Trigal Panadería Pastelería polo seu apoio coma sempre.

 

Tempo neto: 3h 17’ 39”

Posto na xeral: 579

Posto categoria: 225

Merecida

 

Suso

«Un enorme pracer ter podido facer a miña décima maratón ao lado de dous grandes compañeiros como son Boleas e Lete. Chegaba a esta décima maratón sen case adestramento, tanto por falta de tempo como polas molestias que arrastraba no aquiles e que me animaban a descansar. Así, chegaba á liña de saída con 204 km nos últimos 8 meses, e sen facer nin un só quilómetro nas últimas dúas semanas. En resumo, unha temeridade (se non o era xa) no caso de buscar algo que non fose rematar e disfrutar. Polo tanto, ese era o meu obxectivo, e cumplino con creces!

 Cheguei o venres a Málaga, xa que aproveitei a ocasión para facer unha viaxe en familia. O sábado noite ceei cos compañeiros Boleas e Lete e, vendo que ían facer cada un deles, díxenlles que podía acompañalas o que o corpo me aguantase e así ir xuntos se lles parecía ben. Correría con Lete ata a media maratón, a ritmo de 3h10′, e logo esperaría por Boleas para ir xuntos ata o final. Así foi.

 

Saída con Lete a ritmo constante (4’26»-4’30″/km). Notaba que as patas non ían soltas, pero moi cómodo, sobre todo de peito. Así fomos ata o quilómetro 22, pasando a media maratón en 1h35’25». Como faláramos, aí o deixei marchar, e comecei a trotar moi moi suave varios quilómetros. Parando incluso para ir ao baño, para beber ben, etc. Foi ao redor do quilómetro 30 onde me alcanzou Boleas, que ía a ritmo de baixar de 3h30′ como buscaba, pero coas forzas moi moi xustas. Así que a idea era clara, rematar o mellor que se puidese, disfrutando e saboreando a maratón. Porque é precisamente nestas ocasións cando hai que darlle valor a rematar unha maratón e ao jodido que pode ser se non tes o día. Así fomos ata o km 40, no que entramos ao centro de Málaga e comezamos a callejear. Vaia pasada! Así como os primeiros 23 km son moi cómodos e con ambiente, do 24 ao 38 son desanxelados, os dous quilómetros finais son espectaculares! Sobre todo ese quilómetro 42 pola rúa Larios e pola recta de meta, cun pasillo estreito de persoas. Animando, aplaudindo, chocando as mans. Isto é a maratón!

¡Más fuerte, que no se os oye!

Rematamos en 3h45′. O tempo era o de menos. Rematamos, disfrutamos e sufrimos os dous como poucas veces.

 Con Lete foi a diversión, ir cómodos, cantar, saudar, animar. 22 quilómetros relaxados e compartindo conversas e opinións. Con David foi saber sufrir xuntos, compartir as dores dos dous, as ganas de chegar, os sentimentos. Con Lete pasei os nervios da saída, con David vivín a emoción deses últimos metros. Moitas grazas rapaces, sen vos esta maratón non tería sido o que foi. Porque unha maratón é unha pequena historia. Moito máis que un tempo, moito máis que quilómetros. Unha pequena aventura chea de momentos e cousas que contar. Grazas amigos

 

David

No me pareció mala idea celebrar mi 52 cumpleaños corriendo un maratón, así que el pasado 15 de diciembre me fui hasta Málaga para afrontar el que sería mi maratón número 17.

La primera impresión al llegar a Málaga no me hizo mucha gracia. Fue bonito comprobar que el sol sigue existiendo, y en Málaga lucía muy bien, pero el viento que había no me gustaba nada.

Lo primero que hicimos Gloria y yo fue ir a por el dorsal y buscar un sitio para comer. Encontramos casualmente un bar con menú del día (yo elegí arroz y pechuga de pollo a la plancha, comida de atleta) regentado por un chino muy majete al que todos llamaban Juan (imagino que sería Hwang o algo así, y ya se sabe, la gracia y el cachondeo ibérico hicieron el resto para bautizarle).

Después al hostal y a dar un paseo por la ciudad.

Nos alejamos en el mismo centro de Málaga, a apenas 500 metros de la salida y la meta de la prueba.

Quedamos para cenar con los compañeros de equipo Lete y Suso. Khene también fue a Málaga, pero nuestros horarios se ve que son incompatibles.

Después de una estupenda cena en un italiano (en la que Gloria sufrió en primera persona lo que es aguantar a dos corredores el día antes del maratón) nos fuimos a descansar, no sin dar una vueltecilla para ver las luces navideñas.

Durante la cena, Suso dijo que como no se sentía muy seguro de su preparación, al principio iba a acompañar a Lete, más o menos hasta el kilómetro 20, y que llegado a ese punto se dejaría caer hasta que yo le alcanzase para acompañarme hasta el final.

Por la mañana, rituales de costumbre. Despertador, desayuno, paseo, baño…y a la salida, a lucir esa camiseta del Carma y pastelería el Trigal que da alas

Allí quedamos los tres para hacernos la CARMA foto. Khene no vino (ya se sabe, incompatibilidad de horarios). Calentamos, nos deseamos suerte y cada uno a su cajón a esperar el pistoletazo de salida.

CARMA foto. Los tres puntuales (y Khene durmiendo)

Buen ambiente, temperatura muy agradable y algo de viento (menos que el día anterior).

Desde el primer momento no me encontré a gusto. No es que me sintiera mal, pero no acababa de encontrar el punto.

Salí a ritmo de 5’, por lo menos hasta la media, y a partir de ahí hacer balance, calibrar las fuerzas y ver qué hacer hasta el final.

El globo de 3:30 iba todo el rato delante, a unos cuantos metros. No me importa, las veces que he bajado de 3:30 lo he llevado delante durante bastante tiempo.

Van pasando los kilómetros. Hay zonas donde el viento sopla bastante (la zona del puerto sobre todo). Intento coger al grupo del globo para protegerme pero no lo consigo. No sé, me parece que va más rápido de la cuenta. De hecho la media maratón la paso en 1:43:30.

Pasada la media maratón veo a Gloria dándome ánimos. Sigo con el mismo ritmo, pero no acabo de ir cómodo. En el kilómetro 29 veo a Suso, y la verdad es que agradezco mucho encontrarme con él. Eso sí, le tengo que advertir que ese es mi ritmo, que no puedo ir a más.

30, 31…y llegando al 32 empiezo a notar una falta de fuerza considerable. De pecho voy muy bien, pero poco a poco las piernas dicen que no quieren seguir, me quedo sin gasolina.

Y a partir de ahí fue un auténtico sufrimiento.

Me encontré con el muro, me encontré con el tío del mazo…menos mal que antes me había encontrado con Suso, porque fue gracias a él que pude continuar. Es impresionante, corre, habla, aplaude, no para de dar ánimos a corredores, a público, a voluntarios…da gusto poder llevar a alguien como él al lado.

Esos 10 kilómetros hasta la meta se me hacen eternos. Sé que voy a acabar, está claro, pero en un par de ocasiones tengo que echarme a andar (¿tengo que?), sobre todo en un par de cuestas que minan la moral de cualquiera.

Esto es vida, Suso dixit

Y Suso a mi lado, cogiendo agua, animándome “esto es vida, David” me repite, “esto es lo bonito, de lo que somos capaces, aunque suframos lo hacemos, somos la hostia…..” y me anima a llegar al 38 “venga, que ya está ahí, y a partir de ahí a callejear y disfrutar, que es precioso”. Yo le hago caso, no le creo pero le hago caso.

Del 39…ni me acuerdo, aunque él me asegura que lo hemos pasado. Y en el 40 veo a Gloria, y por supuesto le digo que la quiero con la mejor sonrisa que puedo dedicar en ese momento.

K40. Suso animando y yo intentando sonreir

Y sí, aunque a un ritmo ramplón, vuelvo a disfrutar de la carrera. 2 kilómetros finales por la calle Larios, abarrotada de gente animando, y Suso saludando, aplaudiendo, animando más todavía.

Último giro a la izquierda y entramos en el paseo del Parque, 500 metros a meta, el público se cierra y aplaude. Voy jodido pero muy contento, y vuelvo a ver a Gloria. Y me paro una vez más, pero esta vez para darle un beso ¿qué podría hacer yo sin ella, mi “coach emocional”?

Y Suso me sigue gritando que esto es vida, y le doy las gracias, y le cojo de la mano, y entramos juntos en meta (bueno, para ser justo le dejo que entre un segundo antes que yo). Y nos abrazamos y le doy las gracias, porque sin él no sé si hoy habría sido posible terminar. Hablar de espíritu CARMA es quedarse corto.

Aunque, como me dijo en carrera, yo también le he ayudado y me da las gracias, porque gracias a mí había batido su record de tiempo corriendo, jajajaja.

Gracias, gracias y mil gracias

No ha sido mi mejor marca, desde luego, pero…tampoco estuvo tan mal.

A fin de cuentas, aunque pueda parecer lo contrario, esta mezcla de sufrimiento y victoria me llena de satisfacción. He acabado mi maratón número 17 en 3:44:32 (y con un año más, que no se olvide)

 

Khene

Fin de semana en Málaga. Más q un vuelo en avión parecía q me había metido en una máquina del tiempo y q estaba de nuevo en verano. Fuera jerseys y abrigos por un par de días. Ozú, ¡qué bonita la iluminación d la calle Larios! (con permiso de nuestro amado líder Abel). ¡Y cuánta gente viendo el alumbrado! Durante un paseo nos cruzamos con el hermano de Antonio Banderas que seguro q también había ido a ver las luces jajaja.

Sobre las murallas de la Alcazaba proyectaron un videomapping un poco ñoño pero bastante chulo. Parece ser q esta Navidad se llevan los videomapping tontorrones.

La comida muy rica, la cerveza Victoria muy buena y creo q se me escapa algo. Ay, sí, q también corrí el maratón😂. A pesar de haber estrechado la mano a Abel Antón en la feria a del corredor, no se me pegó nada e hice un tiempo más q discreto. Las nécoras Suso, Carlos García Amigo y David Boleas Ramón hicieron un tiempazo a pesar del calor y del viento q hacía, lo q tiene un mérito enorme. Aparte de las clásicas historietas del maratón, no hay mucho q contar. Mucha gente corriendo, bebiendo, tomando geles, sufriendo y disfrutando. Lo normal en estas cosas. He terminado muy entero y mañana volveré a los entrenamientos. Ahora me tomaré unos días sin ir a carreras y después comenzaré a pensar en mi próximo gran objetivo para correr mi 20º maratón en… Madrid, ¿cómo no? jajaja 😂

Igualita la hidratación pre y la post carrera

 

El Maratón caótico

 Por Pancho

Cuando en junio me inscribí en el maratón de Valencia lo hacía con la ambición de intentar hacer MMP. Venía de tres semanas de descanso, tras hacer una gran carrera de San Xoan, consiguiendo rodar a 3’40’’/Km. Era normal la ilusión porque, como guinda, resulta que nos llevaría de liebre del grupo de entreno al míster Carlos Adán. Pero las cosas no siempre salen como uno tiene previsto.

Con un grande

La planificación se hizo a largo plazo, con 20 semanas de trabajo. Ya de entrada vino el primer revés. En las primeras semanas los entrenos salían con mucho esfuerzo, me sentía cansado, mismo los rodajes me costaban y al acabar la sexta semana me dije “esto no es normal”. Decidí hacerme una analítica y lo que había era una anemia. Así que la séptima semana hubo cero Km y empecé a tomar la suplementación que permitiera equilibrar los valores de mi cuerpo. Con la esperanza de que aún quedaban 13 semanas.

Hasta el 1 de diciembre fui mejorando mi estado de forma. Aunque no conseguía estar a la altura de mis compañeros en las series y tampoco iba cómodo en los largos, cumplía con los tiempos objetivos. Mismo los rodajes notaba que no estaba al nivel adecuado. Aún así seguí trabajando por intentar reducir la distancia que me llevaban mis compañeros, siempre animado por el míster.

El último revés fue 10 días antes de la carrera cuando cogí un resfriado. En mi caso un resfriado conlleva un proceso alérgico asociado a una rinitis alérgica.

Dadas esas circunstancias sabía que era francamente difícil bajar de 3 horas (el reto de MMP estaba claro que estaba lejano) y mis expectativas estaban en hacer 3h 02’ – 3h 03’. Iba a salir en el grupo del míster y si no aguantaba el ritmo pues a por esas 3 horas escasas.

El viaje a Valencia fue accidentado. Salía el vuelo de Peinador en la noche de viernes pero solo llegar al aeropuerto nos avisan que nos llevarán en autobús hasta el aeropuerto de A Coruña por problemas con la nieve. Total que llegamos al apartamento en el que nos alojamos a las 3 de la madrugada. Compartía estancia junto a las nécoras Jose Antonio Rodríguez, Cristian Valencia y Maikel Patino.

La mañana del sábado la dedicamos a analizar el tiempo que nos lleva llegar a la zona de salida, recoger el dorsal, visitar la feria del corredor y comer en la paella party, las típicas fotos del CARMA grupo… Para mi gusto ya anduvimos y estuvimos de pie tiempo de más.

La tarde la pasé descansando en el apartamento y preparando las cosas para el día siguiente. Solo en la tarde noche salí con los compañeros a tomar una birra en una terraza en el barrio, acompañados de unos amigos valencianos de Jose Antonio y la hermana y unas amigas de Maikel.

El inicio del maratón tampoco estuvo exento de sobresaltos. El plan previsto era llevar como liebre al míster Carlos Adán pero tuvo problemas para llegar. Así que comenzamos la carrera “descabezados”. Es un decir, porque en el grupo estábamos gente experimentada. Simplemente un pequeño revés. Salimos en grupo Jose Antonio, Maikel, Fran Lago y servidor. Voy bien. 4’19’’ el primer Km (normal con los atascos de salida), 4’07’’, 4’10’’. Notamos en los primeros Km que la humedad es alta. Llevamos pocos minutos y estamos empapados.

Nos coge Javi Conde, quien toma el relevo de la función del míster. Voy bien y Fran Lago nos saca escasos metros. En el cuarto Km (4’11’’) nos coge el míster. Le señalo donde está Fran y como ve que nos lleva Javi se va a guiarlo.

En esta fase de la carrera sobrepasamos al cocinero marido de la Pedroche y va Maikel y le extiende la mano con un ¿Qué tal cocinillas? David Muñoz casi lo fulmina con la cara que le puso jajaja.

Hasta el Km 13 todo va sobre los previsto, me siento cómodo y salen parciales para realizar el sub 3 (4’12’’ – 4’14’’ – 4’09’’ – 4’11’’ – 4’11’’ – 4’12’’ – 4’16’’ – 4’09’’ – 4’14’’). Pero al llegar al tercio de carrera me pega el bajón. En los cuatro siguientes Km me noto más pesado (4’18’’ – 4’21’’ – 4’19’’ y 4’25’’). A estas alturas engancha Cristian al grupo (al poco de comenzar la prueba decidió ser reservado) y le comento a los compañeros que tiren. La reacción de Javi es aminorar para que tome aire. Yo le digo que Cristian aún no es sub 3 y que tire con él. Con lo que no contaba es con que el “pesado” de Maikel se quedara conmigo. En los siguientes Km le insisto que se vaya que yo voy bien pero no hay manera. Una pena porque estoy seguro que estaba para bajar de 3 horas…

Mentalmente cambié el chip, aunque Maikel intenta tirar de mí, veo que el ritmo objetivo para a ser 4’25’’ – 4’30’’. Mentalmente hago cábalas y me digo que el reto es llegar en 3h 10’ – 3h 15’. Siguientes parciales 4’21’’ – 4’19’’ – 4’25’’ – 4’18’’ – 4’23’’ – 4’26’’ y 4’23’’. Pasamos la media en 1h 30’30’. Las sensaciones no mejoran el los siguientes Km y los parciales se resienten (4’31’’ – 4’30’’ – 4’35’’ y 4’34’’). Aún hay quien va peor, caso de Cristian que prácticamente va parado. Cerca del avituallamiento del Km 25 pillamos a Fran Lago. Va a ritmo trotero. Le decimos que nos quedamos con él con la esperanza de que reavive el ritmo. En el avituallamiento, al beber, pillo un flato agudo. Me tengo que parar porque no doy respirado corriendo. Maikel, mi fiel escudero, se para. Pasado medio minuto puedo reanudar la marcha. Fran sigue muy tocado y lo cogemos al Km siguiente. A partir de ahí la carrera va a ser un calvario. A Fran le ha dado un corte de digestión, le cogió frío en el estómago (fruto de estar empapado y cierta brisa que se levantó que en tramos en sombra). Hasta meta será un continuo correr y andar. Ya da igual el crono, lo que nos importa es acompañar a Fran.

Destacar en el Km 35 una animadora de verde, la “pumuki” jajaja. Pasamos a su lado andando y viendo cómo iba Fran le empieza a animar y este sin inmutarse. Entonces sube una fase en la animación y le empieza “te quiero, te quiero”. Entonces Fran se pone a correr no fuera a ser que la cosa aún fuera a más jajaja.

Los últimos Km el recorrido está petado de gente. En los tramos que vamos andando non paran los vítores para que por lo menos trotemos.

En fin, así de canalla es el maratón. Fran era el que en mejor forma llegaba del grupo de entreno. Durante unos cuantos largos dominicales en los que yo sufría allí estuvo arropándome, conteniéndose (porque iba sobrado) para intentar darme confianza. Ahora me tocaba a mí devolverle su generosidad.

Fran sacó fuerzas de sus entrañas y con nuestro apoyo y el de unas calles abarrotadas de gente animando venció al maratón. Me quedo con la entrada en meta abrazados los tres. El tiempo fue lo de menos, lo fundamental es que vencimos a las adversidades uniendo nuestras fuerzas.

¡Espíritu CARMA!

En los agradecimientos, los habituales: la familia, el míster y los compañeros de rodaje, especialmente a Maikel Patino, un tipo generoso donde los haya y que compartió no solo parte de la preparación sino que prefirió sacrificar un sub 3 a costa de compartir la carrera.

Volviendo a casa

Gracias a mis nécoras por tantas muestras de ánimo y gracias a nuestro patrocinador El Trigal por su apoyo.

Ahora a coger fuerzas que ¡me espera Tokio!

 

 

 

 

Fin de semana 30 noviembre/1 diciembre de 2019

Despedida de este lluvioso mes de noviembre, con nuevas exhibiciones carmienses

 

Carrera nocturna solidaria de Bembrive

«Empezar diciendo que es una pena que esta carrera no tenga más corredores y corredoras por lo bien organizada y el cariño de la gente que la organiza.

Carrera con su dureza por las cuestas, pero este año se sumó  la que nos cayó nada más empezar, bien podríamos ir en barca o nadando 😂. Aparte del frío q me cogió, menos mal que me pegué donde se asaban las castañas y los chorizos, y la buena de Paula Vilar que invitó a un chocolate 😂😂.

Al final sufrido.

11 de la general con un tiempo de 22:54

1º de categoría.

Felicitar a tod@s y gracias por los ánimos a l@s valientes q asistieron.

carmarisqueiro y el trigal vigo graciasss👏»

Tito

«Tras el diluvio ya un poco antes carrera nocturna bembrive: finalmente quedé 1ª de mi categoría. También tuvieron podium Miguel Marzoa (2º puesto) y Tito (1º).

Manuel Caramés, Miguel Ángel y Kike también compitieron, unos campeones.

No era fácil correr con lluvia en un circuito de 1 vuelta pequeña y 3 grandes con sus cuestas, donde en zonas no se miraba bien.

Felicité a mis compis y subí al pódium… y marché pitando, estaba congelada y tenía los pies chorreando.

Felicitaciones a todos mis compañeros  que compitieron.»

Patricia

 

XLVI Trofeo pedestrismo Concello de Cangas. Memorial Pepe Cordeiro. 10 km.

«Llevaba casi mes y medio sin competir y me presenté en Cangas con dos kilos de más sobre los otros dos que arrastro desde hace tiempo, con dolores de cadera debidos a la edad y en estado de forma precario. Además, nos llevaron a Aldán, donde estaba la salida, en autobús a las diez y cuarto, cuando la carrera no empezaba hasta las doce.

Hacía frío. Así que me dije: ¡BASTA DE QUEJAS, c**o! ¿No están algunos de tus compañeros haciendo los 42 km de la maratón de Valencia? ¿No han hecho otros 100 km, recientemente? ¿Te vas a quejar tú por unos miserables 10 km? ¡De eso nada! Sal a correr dignamente y con respeto al equipo y a nuestro patrocinador El Trigal.

A nadie le va a importar si quedo en la posición 150 o 200. Si tardo los 48 o 49 minutos habituales o me acerco a una hora. El respeto a la camiseta se verá en tres aspectos. Primero, llegar a la meta. Segundo, correr y no andar. Tercero, que no me adelante todo el mundo en el último kilómetro. Así que me puse entre los últimos en la salida. Así podía adelantar yo a unos cuantos. Se dio la salida y, efectivamente, en los primeros metros adelanté a un viejo conocido. ¿Os acordáis de aquel de la Vig Bay que se saltó los giros y siguió recto? ¿El que decía que el que tuvo, retuvo? Pues a ese.

Hasta el km 3,6 era cuesta arriba. Alguno echó a andar. Yo no. Todo digno a ritmos en  torno a los cinco minutos y algo. Luego cuesta abajo y, por fin, dos vueltas a un circuito por Cangas que se hace eterno. Cumplí los objetivos. Llegué a la meta; corriendo, sin andar y solo me adelantaron tres en el último kilómetro; nueve en los últimos cuatro. Mi tiempo fue de 51:44 y mi posición 175. Más contento que unas pascuas. Y pude ver cómo les había ido a los de Valencia. ¡Es un orgullo pertenecer a este equipo! Gracias.»

Jose Garabatos

 

Maratón de Valencia

Todas las carreras y todas las competiciones nos parecen importantísimas, pero el maratón es una de esas pruebas que nos llaman especialmente la atención. El domingo estuvimos todos pendientes de nuestros 5 compañeros que fueron hasta Valencia a correr el mejor maratón de España según dicen.

Cristian fue el más rápido…escribiendo la crónica

«En los 8 maratones que llevo nunca había salido y encontrarme tan cansado ya en los primeros kilómetros. Esta última semana no me encontraba del todo fino, llevaba unos días con el gemelo tocado y el sábado nos habíamos metido una buena pateada (30.000 pasos) y las piernas las tenía demasiado entumecidas. Pensé que el día siguiente mejoraría la situación pero se ve que el daño ya estaba hecho.

Salida con mucha cabeza y en el primer km ya me suelto marca ritmo medio de 4:12 manteniendo en el horizonte al Carma Grupo, pero sin querer exigirme ir con el porque sé que me quemaría e iría incómodo. En el km 14 logre cogerlo, y tire con Javi Conde marcándome el ritmo. Sabía que no iba cómodo, me sentía mareado, sin fuerzas, mi cabeza sabía que no saldría y que necesitaría un milagro para recuperarme de cómo iba.

En el km 25 Javi paro y me quedé solo tirando, aguante un km más y empezó mi calvario. Cansancio, mareado, gemelo jodido y con el estómago muuy tocado. Me pasé 10 kms andando y trotando muy suave buscando un baño, en el km 36 pare en una gasolinera y acabé como pude por debajo de 5 el km.

Sin duda lo mejor de esta maratón ha sido la compañía. Daba igual dormir 5 horas los dos días o el resultado, lo importante era disfrutarlo como lo hemos hecho y compartir este viaje con este gran equipo Humano que es el Car Marisqueiro.

Las marcas pasan, llegan (si las trabajas), vienen y se olvidan, pero los buenos recuerdos quedan para siempre. El tiempo un discreto 3:38 pasando la media 1:29, o sea que os podréis imaginar el calvario de la segunda media. A por nuevos objetivos!»

Cristian

 

Y los compañeros montunos, que aunque esta semana no compitieron aprovecharon para pegarse un paseo por la montaña