Seleccionar página
Hoy me levanté nervio, con inquietud por la carrera, como si fuera la primera.
Ya en samil saludar a todos los compañeros de equipo. Nos colocamos en línea de salida, el tiempo acompaña, las sensaciones son buenas, arrancamos.
Voy hablando con varias personas conocidas van pasando los kms, en el 8, 18 y 25 estaba mi novia mi fan número uno, la idea era hacer 3:45 o un poco por debajo, pues ya por el km 33, las fuerzas empezaron a faltar a partir de aquí todo un calvario, por la mente pasan mil cosas el abandonar era una de ellas, fui recibiendo ÁNIMOS de compañeros, conocidos y aficionados, ya por el km 41 me pasa el primero de la media.
Ya entrando en meta me vienen las lágrimas a los ojos, camino unos metros y me felicita San Mikel( creo que era él, chico de bigote), pues rompo a llorar las emociones del sufrimiento, de que por la mente pasó el decir hasta aquí llegué¡¡¡¡
El que no quería fallar a la que en unos meses será mi mujer y la cuál me da MUCHOS ÁNIMOS y anima a que no deje de lado los maratones.
Lo importante y el objetivo principal se cumplió llegar a meta.