Seleccionar página

Cuando empecé a correr maratones a finales de 2008 decidí no repetir el mismo maratón. Esa máxima la rompí en 2015 repitiendo Coruña 42. Desde aquella, por “haches o por bes”, con esta edición van 4 participaciones.
La primera opción para la primavera del 2017 era Londres pero, como es costumbre, no hubo suerte en el ballot. La segunda opción pasó a ser Rotterdam en el primer domingo de Semana Santa y así, tras correr el maratón, quedaban unos días de turismo pero por cuestiones familiares hubo que cambiar de planes.

En el 2015 tuve la inmensa fortuna de que el míster Carlos Adán Arias me llevara en volandas para cumplir mi sueño de ser sub3 en Coruña. Resulta que Carlos iba a llevar  a uno de mis compañeros en la edición de este año y así esa experiencia, que pensaba que sería única, volvía a presentarse en este 2017. Una opción muy tentadora, bueno irrechazable.

Coruña 42 tiene el hándicap de ser un maratón de escasa participación pero tiene la ventaja de estar cerca de casa y de que los algunos corredores que corren el 10000 luego se quedan a animarte.
El objetivo era ambicioso: 2h 55’ y en el empeño estábamos tres nécoras: Fran Lago, Maikel Patino y servidor. Conocía el circuito de la edición del año pasado y me gustara (bueno menos la zona de Oza) aunque sabía que podía ser una opinión subjetiva ya que el año pasado iba de disfrute.

Antes de la salida foto de familia con el mister.

CARMA foto


Empezando la fiesta



Al igual que en 2015 lo tenía claro seguir al maestro, que de esto sabe un rato. La táctica, en principio, rodar sobre 4’08’’/4’09’’. La salida se demoró en 5’. Con 7º C nos ponemos en marcha. Dos primeros Km en 4’11’’ y 4’12’’ pero el Km 3 (que la mayoría toca subir hasta la rotonda de la Casa de los Peces) lo hacemos en 4’05’’.

Sobre Km 4
Los dos siguientes, aprovechando el perfil favorable, seguimos con alegría: 4’03’’ y 4’00’’. Me pregunto para mi interior si no nos estaremos pasando. El 6 sale a 4’10’’ pero con repechito y en el Km 7 seguimos con la fiesta: 3’57’’. Yo sigo obediente siguiendo al mister y a un Fran Lago al que veo muy bien y me digo “ esta vez Fran hace sub 3 pero a lo grande”.
Sobre Km 17
Voy aguantando pero no las tengo todas conmigo. Km 8, 9 y 10 en 4’02’’ – 4’04’’ y 4’07’’. Total, que pasamos el 10000 en 40’51’’ (¡Media 4’05’’/Km!). Pasando la zona de Oza tengo dificultades para aguantar a mis compañeros. En el Km 11 tomo el primer gel. Por supuesto en todos los avituallamientos bebo y me mojo la gorra. Aún no hace una calor excesiva pero empieza a notarse que aumentan los grados. Pasamos la 1ª vuelta en 57’20’’. Solo pensarlo da vértigo. Si mantenemos el ritmo acabamos en ¡2h 52’00’’! Pero esto es maratón y falta un mundo. Ya me empieza a rondar la idea de si no me estarán quemando estos “animales”. Pero yo con el míster sin rechistar jajaja.
Mantengo el tipo malamente en la subida hacia la Casa de los Peces (4’10’’ – 4’14’’ y 4’11’’) y consigo recuperar un poco en la bajada, aunque estos no dan tregua (4’05’’ y 4’04’’).

Sobre Km 27
Nuevo repecho saliendo el Km en 4’11’’ y a tumba abierta en su bajada (4’03’’). Pasamos la media maratón en 1h 26’’41’’. Mi madriña ¿adónde vamos? Queda un mundo pero da vértigo pensar que si mantuviéramos la media acabaríamos en 2h 53’22’’… pero aún no comenzó el maratón.
… Y no aflojan: Km 22 en 4’06’’ y el siguiente en 4’08’’. Tomo un segundo gel. Nos acercamos a Oza y ya voy en reserva. Ya no aguanto el ritmo de Fran. Como Maikel va bien, el mister les dice que se ayuden y que se queda conmigo. En los primeros Km me intenta motivar diciéndome que si no supero el 4’15’’/Km hacemos marca y a duras penas lo logramos.


Sobre Km 32
Pasamos la segunda vuelta en 1 h 55’40’’ (1’ más que la primera vuelta). Aún vamos para un tiempazo pero mis sensaciones no son buenas y quedan ¡14 km!
Subiendo hacia la Casa de los Peces el mister tiene que cambiar la estrategia para animarme. Vamos que si no superamos el 4’30’’/Km llegamos en 2h 58’. Sale el Km 30 en 4’27’’. Le digo que vaya a echar una mano a los compañeros, que yo aguantaré como pueda y me suelta “Eso ni lo comentes”. Así que toca darlo todo.
Sobre Km 40
. Los siguientes 3 Km favorables permiten recomponer un poco el panorama (4’20’’ – 4’19’’ y 4’16’’). La subida hacia Riazor me devuelve a la realidad: 4’24’’. Voy reventado pero consigo no desfallecer. Viene el tramo más complicado, de nuevo Oza. Al principio de Oza cogemos a Fran Lago que va muy tocado. En ese momento el mister me dice que siga con el ritmo, que el se queda con Fran. En mi mente las palabras de ánimo que me dio en el Km 30: “Si no superas el 4’30’’/Km haces 2h 58’. Ya hace calor pero me digo son 5 miserables Km. Agradezco los ánimos del amigo Paulo Xoan Muinelo Pedreira quien sabiendo de la dificultad de este tramo de Oza, desamparado, sin un alma, cogió y se fue con su bici a ponerse a pleno sol a animar‼‼ ¡Muy grande amigo!

Últimos metros. Entrada en la Plaza de María Pita

Mi segunda mejor marca y con la sensación, más que nunca, de haber ganado al maratón. En el maratón todos los finisher somos vencedores pero hoy os aseguro que me pudo haber caído una minutada. Gracias a la confianza del mister no me hundí. Muchas gracias.
Espíritu CARMA
Traspasada la meta está esperando para darme un abrazo Maikel Patino. Esta vez bajó de 3 horas y a lo grande: 2h 54’50’’. Nos quedamos expectantes deseando que aparezca con el mister Fran Lago antes del fatídico 3:00:00. Desgraciadamente no va a poder ser. El maratón sigue en deuda con él.
En los agradecimientos especial mención al mister, a ni familia, a mis compañeros de entrenos y a los fotógrafos que nos dejan ese grato recuerdo que son sus imágenes.
En el maratón puesto 52 de 711 finishers. En mi categoría 10º de 129.
En el Campeonato Gallego de maratón puesto 29º de 165 y en mi categoría 4º de 29.
Próxima estación, si el cuerpo lo permite, 8 de octubre en Burgos.
¡Persiguiendo sueños!