Seleccionar página

Soy partidario, por lo menos hasta el día de hoy, de realizar dos maratones por año y como las cuentas no engañan lo normal es uno cada 6 meses aproximadamente. Teniendo en cuenta que realicé la Maratona de Porto a principios de noviembre la idea era esperar hasta Semana Santa como mínimo para la siguiente aventura. Pero hay circunstancias que te llevan a variar esas previsiones y la más importante es poder disfrutar de la familia en vacaciones. Así que ni corto ni perezoso me puse a buscar un maratón en Semana Santa.

El primer objetivo era París pero cuadra a la semana siguiente al periodo vacacional. Otra opción fue Roma pero mira por donde lo cambiaron de fecha y buscando “caigo” que en plenos carnavales cuadra Sevilla. Lo primero que me vino a la cabeza fue ufff demasiado cerca. Sólo tres meses desde Oporto pero por otro lado me animaba la buena condición física en la que me mantengo, refrendada en las tres medias maratones que hice en el siguiente mes a la cita lusa. Así que no he parado de hacer kilómetros y por fin hoy ya me embarqué en este proyecto: formalizacé la inscripción y ultimé el tema de alojamiento para disfrutar esos días con mi mujer y mis hijas.


Espero poder mejorar marca, por lo que todo lo que sea bajar de 3 horas 18′ 23” vale. Por ambición me gustaría las 3h 15′ pero ya sabemos que la carrera será la que me ponga donde corresponda. En cuanto a la planificación haré como en mis 3 experiencias anteriores (Tui, Madrid y Oporto) y no siguiré una planificación rígida. Me dejo llevar por mis sensaciones y los consejillos de los colegas del CARMA, sobre todo de Mincha (será extraño no tenerlo cerca físicamente por primera vez en un maratón, aunque si que lo estará en mi mente). Con todo tengo intención de hacer un poco más de carga de kilómetros que los que hice para Oporto (siempre que las circunstancias lo permitan).



Me da un poco de pena no ir a la Marató de Barcelona donde estarán algunos de mis compañeros pero confío en realizarla en próximos años junto al presi del equipo.


Un saludo compañeros.

Beauvais