Seleccionar página

Por Pancho

LA ELECCIÓN

Cuando te propones correr un maratón lo primero es decidir a dónde vas. Hay diferentes criterios: desnivel, participación, mes, turismo… En este caso lo tenía claro, tenía que ser el 24 de marzo de 2024 porque cuadraba con el primer domingo de las vacaciones escolares de Semana Santa, lo que te permite correr y luego tener unos días para hacer turismo con la familia.

También puedes seguir nuestras aventuras y carreras en Instagram

La elección es conveniente hacerla con tiempo por varios motivos: reserva de vuelos, de alojamiento o preparación de la carrera. Así que en junio de 2023 hice la búsqueda en internet. En España no había ninguno pero en Europa encontré el maratón de la La Valeta.

Durante un mes estuve viendo vuelos. Buscaba una ganga pero como no bajaban los precios preferí comprar los billetes antes de que subieran. También reservé el apartamento (lo prefiero a un hotel por el tema del desayuno del día de la carrera) con opción a cancelación hasta una semana antes. Lo que dejé para más adelante fue la inscripción porque había un precio de 59,95 € hasta los días previos.

 

LA PLANIFICACIÓN

42,195 Km no es ninguna tontería. Supone un nivel de exigencia que para afrontarlo con un mínimo de garantías requiere hacer un buen puñado de Km en los meses previos.

Tenía una base porque a principios de noviembre de 2023 corrí el maratón de Oporto y por cierto a buen nivel. Con el míster Carlos Adán decidí aprovechar el punto de forma corriendo el Campeonato Gallego de Media Maratón tres semanas después,  luego tener un descanso activo de dos semanas y empezar el 11 de diciembre la preparación, con lo que saldrían 15 semanas de entrenos.

Las semanas constaron de 4 sesiones de carrera distribuidas en dos días de rodaje, un día de series largas y el domingo un largo. El resto de días normalmente hacía 15’ de elíptica para soltar piernas.

El objetivo era memorizar un ritmo de crucero de 4’30’’/Km por lo que los rodajes no podía bajar de ese ritmo, salvo excepcionalmente los últimos  dos o tres Km. Las series también a ritmos asequibles, nunca por debajo de 4’10’’/Km.

Una planificación muy semejante a la realizada para Oporto y es que lo que ha funcionado mejor no cambiarlo.

En cuanto a competiciones, las justas. En enero la Media Maratón de Viana do Castelo y en marzo la media Maratón Latina y la semana previa, por apoyar la carrera del barrio, los 10 K de Teis.

 

LA PREPARACIÓN

Iba todo sobre lo previsto hasta el largo de la décima semana. Ese domingo tocaban 25 Km y acabé con el isquiotibial derecho algo tocado. El martes siguiente tenía un 6*3000 y en la segunda repetición noté el isquio muy cargado. Visita al fisio Juan Benítez. La sobrecarga empezaba en la espalda y requirió de varias sesiones. El objetivo pasaba a ser erradicar las molestias y por eso las dos semanas siguientes la carga kilométrica se redujo a la mitad (sobre 40 Km y buena parte en elíptica). Al final de la 13ª semana parecía que el problema estaba subsanado pero el perfil de la media Latina de Madrid no era el ideal para venir de una sobrecarga y el isquio volvió a recaer. Quedaban tres semanas y la estrategia seguía siendo la misma: reducción de Km y trabajo de fisio para erradicar las molestias a riesgo de llegar corto de Km (el míster estaba seguro de que no habría problemas en ese aspecto) pero asegurando erradicar el problema físico.

El buen trabajo de Juan y usar la cabeza dieron resultado. En la última semana un par de rodajes de 12 Km sin molestias.

Llegaba al maratón con 1004 Km recorridos, 874,4 de carrera y 129,6 de elíptica.

 

LA ESTRATEGIA DE CARRERA

El maratón de La Valeta no es fácil. Se trata de una prueba lineal que comienza en St Pawl il-Bahar y termina en Birgu. Cuenta con un desnivel sobre 400 m, con un sinfín de pequeñas subidas y bajadas y algunas cuestas importantes. Sabía además que la participación era escasa, por lo que las probabilidades de tener que correr parte de la carrera en solitario son grandes.

Perfil de la carrera

Por otra parte al correr en una isla el riesgo de rachas de viento es alto. Si a todo esto le sumamos que venía de unas semanas con molestia la táctica que decidimos era conservadora: Subidas sobre 4’45’’-4’40’’ y bajadas sobre 4’30’’ – 4’20’’ y si estaba con fuerzas en el Km 35 apretar un poco. Hacer sobre 3h 15’ estaría bien. Pero corriendo con cabeza ya que el 28 de abril corro el maratón de Aveiro. Según cómo me viera en carrera decidiría si apretar o tomarlo como un largo de cara a Aveiro.

 

EL VIAJE, INSTALACIÓN Y PRE CARRERA

Llegamos el viernes y lo primero que fuimos fue a por el dorsal. Se recogía en una tienda de deportes. No había feria del corredor. Junto al dorsal alguna bebida, un gel, camiseta de manga corta, un pan de panecillos de cereales, imperdibles y varios folletos con descuentos.

Recogiendo el dorsal

El apartamento me decanté por cogerlo cerca de la salida. Con lo que no contaba era con que St Pawl il-Bahar fuera una localidad tan amplia. Resultó que pillé el alojamiento a 7 Km de la salida, que por cierto comprobé que se encontraba en medio de la nada, bueno en un camino en medio de campos de cultivo.

El viernes la previsión para el domingo es de rachas de viento de 40 Km/h.

El sábado 10’ de trote y turismo por el sur de la isla, sin caminar demasiado. La previsión del viento es de 20 Km/h.

El domingo suena el despertador a las 4:10. A mí me gusta tomarme la pre carrera con calma. La salida es a las 6:30 (aquí es de día a la 6:00). Tras un buen y parsimonioso desayuno unos estiramientos mientras no llega el taxi que contraté. A las 5:30 estoy en el destino. Hace fresco y no me despojo de la ropa  hasta las 6:10. Con tan poca participación (383 inscritos) no habrá problemas para dejar la mochila en el guardarropa. Entonces hecho en los isquios un poco de radiosalil con aceite para calentarlos. Además un poco de aceite y crema hidratante en el estómago a modo de capa protectora. Luego de dejar la mochila un trote de 700 m y a línea de salida.

El Trigal

 

EL DESARROLLO DE LA CARRERA

Tardo 3’’ en paso arco de salida. 15º C y sin viento (a lo largo de la carrera solo se hará notar levemente en un par de tramos). La idea es ir marcando los Km con el autolap pero resulta que no están marcados, así que lo haré por el GPS del reloj.

Primeros Km salen en torno a 4’30’’. No hay grandes cuestas pero es un continuo sube y baja. Voy cómodo en un pequeño grupo, concentrado en mi ritmo, desconectado de lo que hacen los del mini grupo en el que voy (alguno corre a tirones y me pasa y luego lo paso).

Los avituallamientos con agua y bebida isotónica son cada 5 Km aproximadamente. En el primero bebo un poco de agua, mojo axilas, nuca y echo un poco de agua por la cabeza (sin excederme porque no quiero mojar el estómago). Así procederé en cada uno de los avituallamientos que hay hasta meta.

Km. 6

 

Sobre el Km 7 paso por delante del apartamento. Son poco más de las 7 de la mañana y ahí están mis chicas animándome. Aprovecho para tirarles los manguitos.

Km 9,5 tomo el primer gel.

El tráfico no está cortado, aunque si que hay voluntarios en todos los cruces. Este tema es mejorable en la carrera. Es más, tuve dos incidentes por culpa de los voluntarios. En una bifurcación había una barandilla y en vez de estar atento para indicar que había que ir por la izquierda de repente me encuentro por el lado derecho de la misma teniendo que saltarla. El otro trastorno se produjo en una explanada peatonal en la que por la falta de indicación de un voluntario casi tiro en otra dirección. Afortunadamente fueron solo 10 m extras hasta que me percato del error.

Pero volvamos al desarrollo de la carrera. Sigo sobre 4’30’’ de media. En los Km que predominan las subidas en torno a 4’40’’ y en las que prevalecen las bajadas sobre 4’20’’/Km. Voy cómodo aunque sé que el maratón es muy largo.

Llega la primera “prueba de fuego”. El Km 15 es todo una cuesta con su dificultad, no solo por ser aproximadamente unos 1100 m, también por su desnivel, que sin ser grande, es considerable. La paso con solvencia pero sin obsesionarme (ritmo 5’03’’/Km). Me sorprende que soy el que mejor subo. Me quedo solo.

Km. 15

 

Los tres Km siguientes son en bajada (media 4’20’’/Km). Alguno de los corredores que dejé en la subida me pasan porque se lanzan en tromba. Yo a mi ritmo. En los Km siguientes acabaré sobrepasándolos.

Km 19,5 segundo gel.

El perfil sigue igual. Subo una cuestita, bajo una cuestita. En fin, no te aburres. Otra característica del trazado es que es bastante revirado.

En el Km 28 segunda cuesta “interesante”, un poco más corta que la del 15, unos 600 m. También la supero entero. Al siguiente Km me alcanza un corredor mallorquín. Le digo que queda mucha carrera y me llega a sacar unos metros.

Km 29,5 tercer gel y al poco el sobresalto que comenté anteriormente de la explanada.

Km. 30

 

Creo que voy bastante bien situado en carrera y decido arriesgar. Dejó atrás al mallorquín y ruedo sobre 4’30’’/Km: De aquí a meta corro solo. Los últimos 5 Km se me hacen duros. ¿A quién se le ocurre poner la cuesta del Km 38? jajaja. Los últimos metros de la misma los hice andando. Fueron 10’’ para tomar oxígeno. De ahí a meta solo queda bajar o llanear. Bajo con cuidado porque noto muy cargados los gemelos. Pese a la fatiga consigo andar un poco por encima de 4’30’’/Km. En este último tercio de carrera hay que sobrepasar a un número importante de gente que está haciendo la caminata.

Los últimos dos Km se hacen interminables porque estás a la altura de la meta pero hay que recorrer un Km en sentido contrario antes de hacer un giro de 180º para recorrer el último Km. 3h 14’03’’. Cansado pero trabajo hecho.

La ansiada Meta

 

Me hidrato abundantemente y renuncio a un masaje (había bastante cola de los corredores de la media) para ir a los paneles con las clasificaciones provisionales porque creo que tengo opciones de pódium en la categoría y, efectivamente, confirmado, primero en la categoría 55 – 59.

Recogiendo el trofeo al mejor clasificado de la categoría

 

Una historia con final genial. Ahora a intentar recuperarse para correr lo mejor posible en el maratón de Aveiro el 28 de abril.